Las grabaciones de la temporada 2 y 3 de ‘La isla de las tentaciones’ han sido canceladas ante el positivo en coronavirus de uno de sus trabajadores y la necesidad de poner al resto del equipo en cuarentena y bajo seguimiento constante


La isla de las tentaciones’ se ha convertido en uno de los grandes fenómenos televisivos del año. Las peripecias de cinco parejas para demostrar que su amor es sincero, aunque después terminen  siendo infieles entre ellos tan solo dos días después, ha enganchado a la audiencia de manera masiva. Tanto, que a la hora de rodar una nueva temporada con el Caribe como telón de fondo, la productora y la cadena ha decidido directamente encargar la grabación de las dos próximas temporadas, para así abaratar costes y asegurar el disfrute de la audiencia en los próximos meses. Eso sí, el coronavirus también está haciendo mella en el set de rodaje de ‘La isla de las tentaciones’, como así informan desde ‘Look’, al dar a conocer que han tenido que paralizar las grabaciones al detectarse un brote de Covid-19 entre los suyos.

El coronavirus ya había supuesto un reto para la supervivencia del programa, cuando comenzó el verano y aún no estaba claro si podrían o no viajar para grabar nuevas entregas de ‘La isla de las tentaciones’. Finalmente, tras comprobar que las medidas de contención adoptadas por el Gobierno español daban sus frutos y se logró doblegar la curva de contagios, comenzó la desescalada por fases y, con ello, también la posibilidad de pensar en el futuro. Así hicieron desde la productora del reality, que se puso manos a la obra para volver a grabar en la República Dominicana, con Sandra Barneda como sustituta de Mónica Naranjo, que emprende ahora un nuevo camino. Sin embargo, el libre movimiento ha traído consigo la amenaza del coronavirus de nuevo a nuestras puertas, también a la de ‘La isla de las tentaciones’, que ha tenido que apagar las cámaras antes de terminar de grabar, tras detectarse un caso positivo de coronavirus en el propio equipo del programa.

La suerte parecía sonreír a ‘La isla de las tentaciones’ y todo parecía indicar que se traían entre manos un nuevo éxito de audiencias. Al menos eso se pensaba al ver las fotos que tanto la productora del espacio estrella como Sandra Barneda publicaban en sus redes sociales para dar envidia al común de los mortales. Eso sí, deberá esperar aún más para colocarlo en la parrilla de Mediaset y ponerlo a prueba, dado que este caso positivo en coronavirus hace que la continuidad del reality quede en el aire. Tal y como informan desde el citado medio, el equipo del programa está siendo seguido de cerca, sometiéndose a las pertinentes pruebas PCR para localizar posibles casos positivos que hayan estado en contacto directo con el caso cero de ‘La isla de las tentaciones’.

Con ello, se trata de ver quién ha podido resultar contagiado y debe permanecer en cuarentena alejado de sus compañeros y quienes están libre de peligro y pueden regresar al trabajo. Una minuciosa labor que debe alargarse, al menos, durante dos semanas, tiempo en el que la enfermedad deja de incubarse y se manifiesta. Y es que, aunque la primera prueba PCR dé negativo, con el paso de los días en confinamiento el resultado puede variar, lo que supondría un peligro para el resto de sus compañeros y para el programa mismo si no se adoptan las medidas de cuarentena necesarias.

Da la casualidad que hace tan solo unos días, Nagore Robles ha pasado unos días junto a su chica en la República Dominicana, siendo testigo de excepción de los paradisíacos enclaves en los que se graba ‘La isla de las tentaciones’. Una oportunidad de viajar al paraíso y acompañar a su amada, mientras ella trabaja para sacar adelante el programa. Un hecho que ahora se replanteará la propia Nagore Robles, que ahora deberá extremar las precauciones, mantenerse alejada de sus seres queridos y realizarse las pertinentes pruebas para determinar si ha regresado de su viaje con el coronavirus como polizón de su exclusivo viaje. Ahora bien, no lo tendrá complicado para hacerse las pruebas y saber la verdad, dado que en las instalaciones de Mediaset se realizan estas pruebas a todos sus trabajadores para asegurar la supervivencia y normal desarrollo de sus programas, manteniendo seguro a su equipo de la pandemia.

Más inquieta estará, en cambio, Sandra Barneda, que ve peligrar el programa con el que piensa dar un golpe de efecto en las audiencias y es que ‘La isla de las tentaciones’ es un caballo ganador y ahora ha caído en sus manos como un regalo. Desde hace unos días, la presentadora ha compartido fotos de sus estancia en República Dominicana, eso sí, ahora desde el interior y ya no en la playa o con espacios idílicos como telón de fondo. ¿Será que debe guardar la cuarentena y no puede salir?