El colaborador ha recordado con cariño a Pilar Miró tras abandonar los fogones del ‘talent’ de TVE: «Es una pena que no pueda ver el programa porque estoy seguro de que se iba a reír mucho».


Llevaba varias semanas en la cuerda floja y, finalmente, ha terminado por perder el equilibro. Gonzalo Miró no ha superado la última prueba de eliminación en ‘MasterChef Celebrity 5’ y ha sido expulsado en la gala 9. Después de varias semanas en el ‘talent’ culinario de Televisión Española, el colaborador ha dicho adiós a su experiencia con los fogones. Lo ha hecho con resignación… y con cierta tristeza.

«No había cogido una sartén en mi vida»

«Han jugado mejor que yo, es una realidad. Creo que me he dejado la piel en el campo», reconocía tras conocer el veredicto del jurado. «Has trabajado bien… Eres un tío competitivo y te gusta pelearlo hasta el último minuto», le decía Pepe Rodríguez. «Echo la vista para atrás y veo que he hecho pasta, esferificaciones, helado con nitrógeno, bombones y trufas. Si me llegas a decir esto hace dos meses, que no había cogido una sartén en mi vida, pues te hubiera tomado por loco», añadía el hijo de la desaparecida Pilar Miró.

«¿Cocinarás en casa?», le preguntaba el chef manchego. Miró le respondía que, de momento, necesita un descanso. «Quiero desconectar un poquito y volver a mis trastos, al deporte». Aunque necesita un tiempo, ha admitido que ha sabido apreciar el amor por la cocina. Ha pasado de ser un profano en la materia a sentir cierto aprecio por el mundo de la gastronomía. «Le he cogido un cariño a la cocina y lo he disfrutado mucho».

El fino paladar del colaborador televisivo

Pepe destacaba que es un hombre de buen diente: «Tú tienes ese puntito gourmet. Desayunas, comes y cenas fuera. ¡Eres un gran cliente nuestro!». El madrileño le contestaba: «Ahora llega mi momento y quiero ir a El Bohío, al ABaC…».

TVE

En el duelo final tiene claro a quién desea ver jugándose la victoria: «Me encantaría que ganase Florentino. Es un compañero excepcional. Es un tipo que está dispuesto a ayudarte incluso por encima de su propio beneficio. Es algo que he notado desde el primer día. Me gustaría que su premio fuese salir de aquí como ganador de MasterChef». Y añadía: Desearía ver una final entre Florentino y Ainhoa Arteta».

Las lágrimas de Flo al despedirse de Gonzalo Miró

Nada más conocer su expulsión, Flo bajaba de la pasarela situada en la planta superior del plató para despedirse de él. Tras fundirse en un cálido abrazo, el actor y humorista no podía reprimir las lágrimas. «Se lo ha currado mucho, se lo ha trabajado muy bien, ha evolucionado muy ben… Le quiero mucho», destacaba. «En el fondo os queréis. Me alegro», bromeaba Pepe Rodríguez. Josie, por su parte, también rompía a llorar: «Llevamos mucho tiempo juntos. Es horrible», se lamentaba.

«Lo he disfrutado mucho. Ha sido una experiencia muy intensa, inolvidable. He sabido saborear cada momento. He disfrutado mucho, desde el primer día. El objetivo está cumplido. Incluso he superado las expectativas que tenía de mí mismo. Mi madre estaría orgullosa y es una pena que no pueda ver el programa porque estoy seguro de que se iba a reír mucho», concluía.

«Jordi va de chulito y de crecidito para aparentar, pero es para tirarle de los mofletes»

Cuando Gonzalo Miró entró en el concurso de La 1 apenas había pisado nunca una cocina. Nunca se había sentido atraído por el universo gastronómico. Sus conocimientos en materia culinaria apenas alcanzaban unos mínimos, pero aceptó el reto de buena gana. Y con mucha ilusión. Recientemente confesaba en una entrevista con SEMANA cómo ha vivido su paso por ‘MasterChef Celebrity 5’. «El único miedo que tenía era el de hacer el ridículo. Me daba mucho miedo, pero creo que, por ahora, lo hemos salvado3, reconocía.

Asimismo, contaba que su novia, la modelo Noelia Velasco, le había sido de gran ayuda como ‘conejo de indias’ para probar las recetas que prearaba en casa: «Utilizaba a mi novia de cobaya para que probara mis platos»». Sobre su relación con el chef catalán Jordi Cruz, apuntaba: «Jordi es una malva. Va de chulito y de crecidito para aparentar, pero luego en realidad es para tirarle de los mofletes».