Tras la marcha de Kiko, Estela se siente sola. Y es que, por mucho que sus compañeros le prometieran que estarían con ella tras la expulsión de su mayor aliado, la novia de Diego Matamoros ha perdido el apoyo del grupo, pero no del público, que el martes la salvó de las nominaciones, dejándonos de piedra a todas al ver que Adara no era la elegida como en las anteriores semanas. El “me cago” que soltó al saber que seguía nominada nos representa, porque como Irene no sea la expulsada esta noche, nos cagamos todas.

Hablando de apoyos y lealtades, Noemí y Mila no hicieron uso de su privilegio como jefas de la casa, así que Irene sigue nominada. Ya no es que Noemí sea un perchero, es que ni siquiera ha sacado a su amiga de la palestra. Hola Noemí, aparte de ponerte monísima, ¿qué nos aportas, hija? Nada. Es una postal de las navidades pasadas, y por eso te hemos votado como el mueble de la casa. A ver si la nominan y la sacamos de la casa, por que están saliendo todos los que dan juego. Es indignante tener dentro a gente como la “gipsy queen”, la Junquera, Gianmarco o Antonio David, y que los concursantes que nos dan contenido vayan saliendo uno a uno.
Luego también están los que siguen dando juego incluso tras su expulsión, como es el caso de Kiko. Ahora resulta que según él, el acercamiento de Estela estaría planeado por ella desde antes de comenzar el concurso. ¿La respuesta de él también fue organizada por Estela? Por que primero eran amigos, luego sospechaban del revuelo en el exterior, después él afirmó que esa amistad es tan sana que si fuera repescado actuaría igual con ella, ¿y ahora concluye diciendo que todo ha podido ser programado por la modelo? No entiendo como Kiko ha podido cagarla tanto, y no por esta amistad de dudosa categoría, si no por no tener los cojones de admitir que esa atracción existió entre ambos, y ahora tirar por tierra a la única persona que te apoyó mientras toda la casa te daba la espalda. Yo me tiro de los pelos, ¡que alguien me haga un croquis!

Un croquis, o mejor aún, una cazuela de croquetas es lo que deberían darle al Cejas, a ver si así se relaja un poco, porque me tiene harta con esa obsesión suya con la comida y las reparticiones. El influencer musical e icono internacional del ritmo y la melodía, se enciende en cuanto ve que no le cuadran los números en la despensa. Empieza discutiendo con Alba y cómo no, termina enfrentándose a Adara, para no perder la costumbre.
El exitoso cantante se atreve a afirmar que él apenas coge comida entre horas, cuando todas hemos visto cómo se zampaba un bocadillo de crema de cacao y un vaso de leche. En cada conexión con la casa se atreve a decirle a Adara que el concurso no se basa en ella, pero ¿este chico no se da cuenta de que el suyo sí? Está continuamente buscando el enfrentamiento con la gran hermana, y si no fuera por las graciosas reacciones de esta, sería otro cactus en la casa: completamente irrelevante. ¡Contenta me tiene Don Magdaleno!

Uno que ya no me tiene tan contenta desde la entrada de Pol a la casa es Joao. Mira que era uno de mis concursantes favoritos durante las primeras semanas, pero ahora ha entrado en un bucle dramático e incoherente que está echando a perder su concurso. No soy tan ingenua como para pensar que se acercó a Adara de manera casual e inocente, sé perfectamente que eso formaba parte de una estrategia para aliarse con la concursante con más brillo. No lo que no me esperaba es que fuera tan manipulador como para hacernos una entrega por fascículos de esta telenovela barata para permanecer en el concurso.

Ahora resulta que el adivino, tras dejar a su novio como un nini ante sus amiguis, le confiesa a Pol que deben terminar su relación porque piensa en la otra persona, y que a pesar de romperle el corazón, se ve en la obligación de ser honesto. Cuando Pol se queda cual gato de escayola ante tal afirmación, el maestro brota cual Escarlata O’Hara exigiéndole que reaccione, que de hacerlo quizá la historia sería otra. Cinco minutos más tarde, afirma que sacrificaría esa ilusión que tiene fuera, por no hacer daño a Pol, vendiéndonos una falsa humildad que no se la cree ni el más tolapo.

En medio de esta ruina sentimental, aparecen los celos del adivino por la buena sintonía entre su novio y Adara. Fijaos si nos la intenta colar. Que cuando le dice a Pol “no te acerques tanto a Adara, que la gente puede pensar que es por interés” no se está dando cuenta de que es un episodio barato de celos al más puro estilo de película de sobremesa, a lo que Pol responde cual filósofo: “yo haré lo que me salga de los huevos”. Bravo.
'GH VIP 7': El Maestro Joao, acusado de montajista, estalla contra sus compañerosCon tantas idas y venidas, y tanta tragicomedia, es lógico que en la casa haya recelo por la falta de naturalidad en la actitud de Joao. Todos piensan que está aportando datos con la intención de que un tercero entre en la opereta: Alberto, la última ilusión del maestro. No me extrañaría que este subiera a la casa y todos caigamos en la trampa del brujo. Lo que no me hace ni puñetera gracia es que todos sus compañeros hagan mofa del hecho de que un chico como Pol pueda estar con Joao. Hay muchas clases de homofobia, y esta es una de ellas.

Como ya nos tiene acostumbrados Mila, tras insultar a Estela y llamarla “psicóloga de mierda”, se acercó a ella en el jardín y le pidió disculpas por su actitud durante la gala. Primero, me parece lamentable que se utilice un título académico para humillar a alguien, ¿en qué mundo vivimos? Que alguien me informe de los títulos universitarios que tiene Mila, para saber desde qué pedestal cultural se permite menospreciar a los demás. Ni qué decir tiene que el currículum académico no da derecho a humillar a otra persona, pero es que la Ximénez no tiene ninguno. Cero.

Otra que aprovechó el momento de debilidad de Estela fue la “Macarrillo”, que no dudó en unirse a la quema para añadir comentarios machistas y rancios desde su esquina del sofá. Utilizó el argumento que más podía dañar a la modelo en ese momento, que fue su amistad con Kiko y el daño que esta pudiera hacerle a su marido. Una vez más, Alba demostrando lo buena persona que es.

Y ahora que estamos hablando un poquito de todo… Irene cariño, si no te salvan ni tus amigas, ¿cómo coño va a salvarte la audiencia? ¡Venga, a casa, que estás gastando las pilas del micro para nada!