La concursante de 'GH VIP' no puede parar de pensar en todos los momentos que vivió durante su reencuentro con Gianmarco y Hugo en la casa.


Quedan apenas unos días para saber quién será la ganadora de la séptima edición de ‘Gran Hermano VIP’. Después de tres meses de concurso, las finalistas están a punto de saber quién se llevará el maletín, lo que les permitirá reencontrarse con su familia, amigos y el resto de concursantes de la edición.

Mientras tanto, las finalistas siguen exprimiendo al máximo los días de encierro en la casa para contarse todo. Y como no podía ser de otra manera, el reencuentro de Adara con Hugo y Gianmarco sigue dando que hablar, y mucho. Y es la propia concursante ha sido la que ha revelado qué sintió cuando besó al que es el padre de su hijo.

En relación a lo que ha comentado tanto en la casa de Guadalix sobre los difíciles momentos que atravesaba su relación, Adra confiesa que «con un beso no se borra todo». Adara se quedó muy descolocada con la actitud con la que Hugo llegó a la casa: «Él me dijo que le ha cambiado la forma de pensar en muchas cosas, pero necesito saber que me cuenta. Me miraba diferente, me agarraba diferente… me ha dicho que me ama, que me echa de menos. Pensaba que iba a venir a reprocharme las cosas, pero no ha sido así…».

En cuanto a su reencuentro con Gianmarco, Adara no se podía creer la pregunta que tantas veces le hacía el italiano. «Si le decía que me esperase era como que le estaba dando esperanzas, pero si no lo sé ni yo…», comentaba a sus compañeras. «Me he sentido mal por él… necesito descansar la mente, pensar todo con tranquilidad», zanjaba.