Jorge Javier Vázquez Hugo Castejón La bofetada de la semana me la llevé cuando Jorge Javier anunció que el expulsado era Hugo Castejón. A pesar de que mi deseo era otro, entendí que decidierais echarle por el hartazgo que ha provocado en la audiencia. Nadie me ha divertido como él, está claro, su intensidad como personaje me ha encantado; pero también os digo que me ha agotado el repetitivo mensaje victimista de “toda la casa me odia por orden de Mila”.

Sabía que esta salida provocaría movimientos muy sospechosos, pero no esperaba que se fueran a producir esa misma noche. Tras la prueba de líder resultaron ganadores Kiko Jiménez y el Cejas, a pesar de que el grupo había nominado a Adara, Dinio e Irene, a estos dos no se les ocurrió otra cosa que hacer uso de su privilegio intercambiando a Miss Wonderful (la Junquera) por Mila Ximénez, poniendo en duda el carácter de su estrategia.

Esto provocó que saltaran chispas en la casa, ya que a Mila le sentó como una patada que sus aliados la nominaran a la primera ocasión y por la espalda, y afirmó que quería salir expulsada, lo cual no deja de ser una forma muy cobarde de asumir que es muy posible que el público decida echarte. Pero la afirmación le duró poco, puesto que minutos más tarde desafiaba a Kiko diciéndole que ojalá entre Adara y ella lograran echarle de la casa algún día.
Cejas, Kiko, Mila Curioso que ahora que le ve las orejas al lobo quiera aliarse a su mayor enemiga, ojalá se hubiera dado cuenta antes de que tenían muchas cosas en común. Ambas son sinceras, directas y leales. Pero el ser una persona prejuiciosa le ha hecho decantarse por el bando equivocado, y eso en Gran hermano siempre tiene un precio.

Para Adara ha sido un juego muy sucio, tanto es así que defendió a Mila encarándose a los que hasta entonces eran sus intocables en el concurso, por ser tremendamente justa entre otros muchos motivos ha sido salvada por el público de la nominación esta semana. En cambio a Pin y Pon y otros zopencos del montón, les resultó una jugada brillante y magistral.

Lo que yo pienso es, que habría sido un buen movimiento si se hubieran atrevido a admitir que quieren poner en la palestra a los tres personajes más fuertes del concurso, para cargarse a la Ximénez. Kiko quiso marcarse un “Braveheart“ y erigirse como el adalid de la valentía, pero quedó más bien como un pringado con un pazguato al lado.

Ninguno de sus compañeros defendió su decisión, todos le dejaron con el culo al aire, incluso su amiguísima Estela se quedó con la boca cerrada, lo cual no nos sorprende, pero teniendo en cuenta el dudoso acercamiento que han tenido durante los últimos días, quizá debió haber alzado la voz para sacarle la cara a su amigo. Pero entonces no sería un jarrón chino, sería un personaje relevante.
maestro joao 3 Ni el mismísimo Joao habría vaticinado que acabaría mudándose con Mila al búnker, que recordemos es el rincón de Adara y Dinio. Estos cuatro dispares concursantes están disfrutando de momentos muy divertidos que no habíamos visto hasta ahora, como el momento en que debaten sobre dónde deberían cagar sus enemigos. Pero no perdamos el norte, si Mila hubiera sido honesta con Adara y le hubiera dicho: “he dicho de ti lo más grande, y he sido una cerda (tal y como le dijo a Antonio David), te pido mil disculpas por haberme equivocado de bando”, me creería que esta nueva alianza es real y no a causa de la puñalada de tus ovejas. Además no olvidemos que mérito de su proximidad con Adara y Dinio no es suyo, si no de ellos dos por recibirla con los brazos abiertos a pesar de todo.

Dicho todo esto, y a pesar de que me encantaría que se quedaran los tres en la casa, mi dardo esta semana va para Mila, como dice el refrán “el que de amigos carece, es porque no se los merece”.