Adara y Estela se baten en duelo para ser finalistas de GH VIP 7 y con el regusto de haber sido las dos grandes animadoras de esta edición del reality.


‘GH VIP 7’ se encamina a su último episodio y en el horizonte más cercano ya se avista la gran final. Una cita imperdible y que no se quieren perder Adara Molinero ni Estela Grande. Las dos luchan este jueves por la noche por salvarse de la expulsión y acceder a la última ronda, donde ya les esperan Mila Ximénez, Noemí Salazar y Alba Carrillo. En el haber de ambas está el haber sido dos de las grandes animadoras de esta histórica edición porque suyas han sido las historias más potentes.

La mujer de Diego Matamoros fue la primera en añadir esa dosis de polémica tan necesaria en el concurso. Su amistad con Kiko Jiménez se convirtió en un cisma absoluto y amenizó las primeras semanas de concurso. Para quien esté algo perdido, Kiko y Estela hicieron muy buenas migas dentro de la casa. Estaban todo el día juntos, se dedicaban cariños y ejercían de confesores mutuos.

Su acercamiento cada vez era mayor y los rumores en torno al nacimiento de la chispa entre ellos fueron imparables. Parecía que la chispa iba a saltar en cualquier momento y sus imágenes fueron una auténtica puñalada para la novia del andaluz. Sofía Suescun brotó como nunca y decidió romper con él al considerar que le gustaba Estela Grande. Tras la expulsión de Kiko Jiménez decidieron reconciliarse, discutir, romper otra vez y volver a intentarlo para cerrar un círculo vicioso.

El gran dilema de Adara en ‘GH VIP 7’

Adara Molinero Gianmarco

Y qué decir de Adara. La madrileña ha sido la gran protagonista del triángulo amoroso por excelencia de ‘GH VIP 7’. Entró al concurso enamorada (o eso parecía) de Hugo Sierra, junto a quien había tenido un bebé meses antes. Pero todo se vino abajo en su cabeza cuando entró en acción la figura de Gianmarco. Ambos comenzaron a intimar tanto o más que Kiko y Estela ante la atónita mirada del marido de Adara desde el plató, que tomaría la decisión de dejar de defenderla en las galas.

Adara Molinero ha vivido una montaña rusa de emociones y hace poco le confesaba a sus compañeros en qué momento supo que quería estar con Gianmarco: «Una vez Gianmarco me rozó la mano y, os lo juro por mi madre, me dio un vuelco el corazón, me asusté mucho. Íbamos a coger algo, me tocó y me subió algo por dentro. Me asusté mucho». Además reconoce que teme lo que la espera fuera de Guadalix:  «Tengo mucho miedo de salir. No sé si me estoy confundiendo o no. Me acuerdo mucho de Gianmarco, muchísimo… Tengo la necesidad de hablar con él».

Este jueves saldremos de dudas respecto a quién es la finalista y quién la expulsada. A priori, Adara parte con ventaja respecto a Estela.