Bronca tremenda en el plató de GH DÚO. La madre de María Jesús Ruiz acudió a la gala ante la posibilidad de que su hija fuera expulsada (terminó saliendo Yoli) y lo hizo dispuesta a defender a capa y espada de su hija, que lo está pasando regular con su mal de amores a tres bandas: Julio Ruz, Gil Silgado y Antonio Tejado. Su progenitora piensa que entre unos y otros han arruinado la vida de su hija y así fue cómo se desencadenó una brutal discusión con Ruz, al que bautizó como ‘don expulsado’.

Juani Garzón dejó clara su postura desde el minuto 1: «Estoy mala y he tenido que venir porque no es normal lo que le están haciendo a mi hija. Lo voy a decir muy clarito. Esta chiquilla, aquí el don expulsado y el señor del pañuelo (Gil Silgado), que no la ha querido ninguno, la tienen hecha una piltrafa. Ella no se quiere. Ella se echa la culpa y aquí dijeron el otro día que había sido un microondas. Ha habido dos microondas». Julio Ruz no dudó en responderla y seguir incrementando la tensión en plató: «Si has sido tú la que te has cargado las relaciones de tu hija. Déjala en paz de una vez».

La madre de María Jesús Ruiz siguió con su argumento: «¿Por qué en el siglo XXI el microondas es María Jesús? ¿Eso lo veis normal? ¿Y que toda la casa se posicione en contra de ella? Estoy mala de verdad y no he podido resistir ya tanta injusticia. Tanto que ‘don expulsado’ ha dicho que yo soy la que la manipula, ahora sí que te digo que la voy a coger y la voy a llevar a que la cuiden. Esa chiquilla va a aprender a quererse, a valorarse y a saber lo que vale. Porque se han encargado de hundirla. Ella no ha hecho nada».

No traga a Julio Ruz y le atacó a quemarropa: «A mi hija le ha gustado ese muchacho (Antonio Tejado) y contigo (Julio) no ha tenido nada porque la has machacado en las tres semanas que has estado ahí y por eso estás aquí. Dos años le has quitado la vida. La voy a alejar de ti. Además, toda España ha visto lo que ha hecho don expulsado (…) No tiene que estar cerca ni de este ni de el del pañuelo. Ninguno la ha cuidado como tenían que cuidarla… ¡Mira dónde estás, que ni para la repesca te quieren», le dijo a Ruz.

Finalmente, Jorge Javier Vázquez se encargó de tranquilizarla tras semejante brote de tensión y Juani dejó una reflexión final: «Yo jamás me he interpuesto en ninguna relación de María Jesús, pero ella ha llorado más que las piedras. Le ha quitado la vida y lo hemos visto. Gil Silgado nunca me ha ayudado económicamente y lo juro por mis tres hijos. Yo me muero entera, el otro día estuve toda la noche y ayer todo el día y yo no quería venir más aquí».