El hijo de Kiko Matamoros ha dicho en 'Sábado Deluxe' que su ex recibe tratamiento médico y psicológico desde que pusieron fin a su relación.


En su entrevista en ‘Sábado Deluxe’, Diego Matamoros ha revelado numerosos detalles sobre su ruptura con Estela Grande. El empresario ha confesado que sigue enamorado de ella, pero no está dispuesto a tolerar más sus faltas de respeto.

«Estela se ha juntado con un cateto»

Diego también ha destapado en el polígrafo de Conchita que, tras poner fin a su relación, la modelo recibe «tratamiento médico y psicológico». Una circunstancia de la que no ha querido entrar en detalles. Considera que la actitud de su mujer con Kiko Jiménez dentro de ‘GH VIP 7’ tuvo mucho que ver en su ruptura. «Enamorada no está, pero que ha perdido la cabeza, sí», decía ante las cámaras.

En su visita al ‘Deluxe’ le preguntaron: «¿Te consta que Estela invitó a Kiko Jiménez a su cumpleaños, pero éste no contestó a la invitación él se ha reído de ella?», a lo que respondió afirmativamente. «Me da pena porque no me parece mala tía, pero se ha juntado con un cateto que la ha utilizado en todos los sentidos. Se le ha ido la olla, pero tiene derecho a darse cuenta de lo imbécil que ha sido», ha recordado.

En estos momentos, la expareja ha comenzado los trámites de divorcio. Pero el proceso no está siendo tan fácil como Diego desearía, ya le está poniendo «problemas para para firmar los papeles».