Tras separarse e iniciar una cruda guerra judicial contra el padre de sus tres hijos, Sandra Crespo vive una auténtica pesadilla. No trabaja, le han cortado el agua y la luz y lucha por mantener a su familia: "Mi ex me lo ha quitado todo"


Sandra Crespo se hizo famosa en 2004 cuando participó en la sexta edición de ‘Gran Hermano’ y comenzó una relación sentimental muy polémica con otro concursante llamado Miguel Carpio. Su noviazgo no llegaría a buen puerto y tiempo después, esta asturiana de 43 años reconvertida en colaboradora de televisión, conoció a Jesús González, otro rostro que se hizo popular por ser el azote del clan Pantoja, después de que trabajara durante años para la tonadillera.

Tras tres hijos en común y nueve años de felicidad, la pareja se ha separado y la vida de Sandra Crespo se ha convertido en un “auténtico infierno”, tal y como ella desvela en exclusiva a SEMANA.

Su historia es la de un juguete roto que, sin apoyos de esos que un día eran sus amigos en un plató de televisión, se enfrenta a una situación económica devastadora. Le han cortado el agua, próximamente la electricidad y su lucha legal con un ex que, según la propia Sandra Crespo, trata de asfixiarla, le ha dejado hundida.