El colaborador de ‘Sálvame’ ha confesado que tuvo que recibir terapia de choque para tratar su depresión.


Alonso Caparrós siempre ha sido muy sincero a la hora de hablar sobre su vida, tanto de los aspectos positivos tanto como los negativos. Con la visita de Ágatha Ruiz de la Prada a ‘Domingo deluxe’, los fantasmas del pasado del colaboradora han vuelto al presente y no ha dudado en relatar cómo fue el atroz tratamiento contra la depresión al que se enfrentó.

En concreto, la diseñadora echaba la vista atrás y recordaba la belleza de su madre y la enfermedad tan dura por la que pasó. «No tenía ilusión por nada. Mi padre era un deserte con mi madre, él tenía cola de señoras. Ella decía que eso era un poco el motivo de su depresión», comentaba. Tras esto, Ágatha Ruiz de la Prada confesaba que su progenitora llegó a recibir terapia de electroshock para intentar que se recuperara de la enfermedad. Ante esto, Alonso Caparrós se ha sentido muy identificado y no ha podido evitar contar su experiencia.

El colaborador confesaba que él había pasado por la misma circunstancia y reconoce que era muy duro pasar por esas sesiones. El resto de colaboradores se quedó desencajada ante el testimonio de Caparrós y este se lanzaba a dar más detalles: «Es un tratamiento en el que tratan de researte el cerebro poniéndote corriente eléctrica. Me lo hacían con anestesia general, es muy duro».

Tras esto, el que fuera presentador de ‘Furor’ explicaba que durante las sesiones le ponían algo en la boca para que pudiera morder y no romperse los músculos. «Te ponían algo porque los electrochoques eran tan violentos que pueden llegar a partirte lo músculos y te quedas varios días como si te hubiese pasado un tren por encima«, aseveraba y dejaba claro que ese tratamiento nunca llegó a hacer efecto, algo que le provocaba un sentimiento de cabreo.

Después de escuchar su valiente y desgarrador testimonio, y justo al finalizar la entrevista, Ágatha Ruiz de la Prada se marchaba del programa y confesaba que se iba a casa contenta por haber descubierto a Alonso Caparrós. «Es una revelación«, comentaba mientras se acercaba para darle un abrazo, algo que finalmente no sucedía para poder cumplir con las normas implementadas por las autoridades sanitarias.

Las confesiones de Alonso Caparrós

Alonso Caparrós se ha convertido en uno de los colaboradores fundamentales de ‘Sálvame’. En parte, esto se debe a la claridad con la que habla de ciertos asuntos y a las valientes confesiones que comparte con la audiencia acerca de los episodios más oscuros de su pasado. El pasado verano, a raíz de que las polémicas fiestas de futbolistas acapararan la crónica social, el presentador se venía abajo al recordar sus excesos.

Al rememorar sus noches de excesos, Alonso Caparrós señalaba que «son lugares en los que la degeneración moral es muy fácil. Tengo imágenes y recuerdos que lamento y que me encantaría encontrar de nuevo a esas personas para decir lo siento». El colaborador admitía entonces que en alguna de esas salidas «una mujer se enamoró de mí y en ese caso fui doblemente dañino. Yo era… Pasamos por sitios que son tremendos».

«Hasta hace muy poco tiempo lo único que veía en el mundo era lo que el resto del mundo me había hecho a mí. A medida que vas superándote, trabajando y cuando tu mente se va despejando y adquiere clarividencia, vi lo que yo le había hecho al resto del mundo. Hay muchísimas imágenes de mi vida que están saliendo otra vez a flote que aparecen en mi mente sin permiso porque estoy escribiendo un libro. Eran como un shock pos traumático, muchos lugares oscuros y de la huella que haya podido dejar a otros seres humanos. Una de las cosas que más te cuesta purgar es lo que yo le he podido hacer sentir a todas estas personas, en este caso mujeres, a las que yo en esos tiempos horribles en los que mi adicción me ganaba, les pude hacer sufrir», dijo entre lágrimas.