Un año más, la presentadora ha revolucionado a la audiencia de Antena 3 con su arriesgado estilismo en las Campanadas. Un espectacular diseño de Pedro del Hierro con 16.308 cristales. ¡Impresionante!


Un año más, Cristina Pedroche ha vuelto a dejar a los espectadores de la pequeña pantalla con la boca abierta. El vestido con el que ha presentado las Campanadas de Antena 3 no ha dejado indiferente a nadie. Como siempre, el modelito ha lucido la última noche del año era uno de los secretos mejor guardados por la presentadora, quien solo había revelado (en el programa de Pablo Motos) que su atuendo sería «cómodo».

Ante una Plaza del sol «excepcionalmente vacía», la presentadora confesaba estar «muy contenta» con su vestido. Un minúsculo vestido blanco con escotazo a la espalda que dejaba ver gran parte de su anatomía. Y que emulaba a una mascarilla repleta de brillantes. Un guiño a la pandemia del coronavirus que llevaba ni más ni menos que 16.308 cristales bordados a mano. Un diseño confeccionado por la firma española Pedro del Hierro y supervisado por su director creativo, Nacho Aguayo.

Vídeo: Gtres

Pedroche contaba su tradicional «chiste malo», que cada año cuenta a la audiencia de la cadena: «Si no empiezo contando un chiste malo es como que da mala suerte». Y añadía: «En 2021 volverán los besos, se abrirán los bares, por fin llegarán las fiestas. Ya queda menos».

© Redes sociales.

Horas antes de su puesta en escena en la Puerta del Sol de Madrid, su marido, David Muñoz, posaba para las redes sociales con el vestido que lució en las Campanadas de 2019. «Pues ya tengo todo a punto para ver a la Pedroche en Campanadas y ver qué me va a tocar ponerme el año que viene!!!», decía. «Un año más, y ya van unos cuantos, sigo demostrando que incluso a mis 40 años los vestidos de @cristipedroche parecen más confeccionados para mí que para ella… Nada más que decir ni añadir, solo que… Feliz año cabrones!!!!!!».

Siempre divertida, la de Vallecas se mostraba con un aspecto muy distinto hace apenas unos días. En pijama posaba con mucho desparpajo, para satisfacción de sus 2,8 millones de ‘followers’. Aunque no siempre gusta todo lo que publica. También esta semana provocaba una oleada de críticas tras subir una foto suya haciendo deporte. «Este mes el número de haters sube en mis publicaciones. Algunos de los comentarios», denunciaba la colaboradora en su Stories. En su post compartía las durísimas palabras que había recibido de algunos internautas: «Se te ha puesto cuerpo de chico», «Se te está poniendo un cuerpo algo raro, poco femenino», «¿Por qué parece un tío?», «Qué asco, tienes cuerpo de hombre» o  «Se está cargando su cuerpo, está obsesionada».

«Estaría bien que de verdad fuéramos respetuosos y no juzgásemos a la gente por cómo sea su cuerpo. Cuerpo del que, por cierto, estoy muy orgullosa», respondía ante los comentarios que reprochaban su aspecto físico. «De verdad que si se te marcan los músculos, ¿eres un chico? Porque conozco a muchos chicos que no se le marcan». Y añade: «Y eso que parecía que el confinamiento nos iba a cambiar. Yo lo que le pido al año que viene es más respeto para todos».