La colaboradora, cuya presencia en plató ha hecho arder las redes, se ha mostrado crítica con ciertos compañeros de ‘Sálvame’ y ha agradecido el apoyo recibido por otros.

 


El regreso de Marta López a televisión ha generado una oleada de reacciones. Muchos espectadores se quedaban con la boca abierta al verla sentada de nuevo en el plató de ‘Sábado Deluxe’ cuando han pasado solo tres semanas desde que Mediaset prescindiera de ella por su «actitud públicamente irresponsable». La exconcursante de ‘Gran Hermano’ se ha mostrado fuerte en su regreso triunfal, también algo soberbia, una actitud que le han reprochado sus compañeros. Te contamos todos los detalles.

Foto: Telecinco

Sabía que era una noche importante y que acapararía muchas de las miradas, por ello, Marta eligió con mimo su estilismo, un elegante vestido negro con incrustaciones de pedrería. Además, ha querido compartir su vuelta a la pequeña pantalla vía redes sociales agradeciendo el apoyo recibido por parte de su familia televisiva. «Una vez más se demuestra que los más grandes son los más humildes», ha publicado.

El apoyo de Efrén

Recuerda que ha tenido el apoyo de sus jefes de ‘La fábrica de la tele’ y agradece a algunos de sus compañeros de ‘Sálvame’ que hayan estado a su lado, otros, en cambio, han sido muy críticos. Una de las personas clave durante estas semanas de ausencia televisiva ha sido, sin duda, su nueva ilusión, Efrén Reyero: «Por cuidarme y demostrarme tanto», son las palabras que le dedica.

La colaboradora se mostró seria en su reaparición, también mucho más delgada, y confesó que lo había pasado «muy mal» durante este tiempo, sobre todo, por lo que le ha podido afectar a nivel familiar. “Han hecho sufrir a mis hijos y han dicho barbaridades de su madre». Añadía: «No he sido una irresponsable y por eso estoy aquí”. Confesaba sentirse dolida por la falta de apoyo de algunos compañeros. «Nadie me ha preguntado si he tenido Covid«, explicaba.

Foto: @martalopeztv

Ha explicado que había dado un falso positivo y había presentado todas las pruebas a los directivos de la cadena. «Ante la duda, decidieron que me quedara en mi casa y que todos los demás también por mucho que os fastidie». Hacía hincapié en que se confundieron algunos datos como que se había saltado la cuarentena. «No era verdad», ha recalcado. Añadía que no era ella la que iba en su vehículo sino un familiar.

«No se me han despedido de ningún trabajo porque no hay contrato de cadena -en mi caso por lo menos-. Se ha prescindido de mis colaboraciones, pero a mí no se me ha despedido», contaba con vehemencia. Aplaudía la actitud de Telecinco: «Fue correcta». Estas semanas ha permanecido en un discreto segundo plano, recluida en casa junto a sus hijos, pero sufriendo mucho. «Se me ha juzgado, se me ha condenado», recordaba.