La hija de María Teresa Campos ha reconocido que le está costando "levantar cabeza".


A pesar de no ser la protagonista de la noticia que ha incendiado los debates de Mediaset, Carmen Borrego ha confesado que la repercusión mediática que está teniendo la ruptura de su madre, María Teresa Campos con Edmundo ‘Bigote’ Arrocet le está afectando más de lo esperado.

«¿Tú sabes cómo me siento?», preguntaba visiblemente emocionada en el programa ‘Viva la vida’ después de ver un vídeo en el que sus excompañeros de ‘Sálvame’ hablaban, una vez más, sobre su familia. «Me parece durísimo. Tremendo», acertaba a decir. «A mí Kiko Hernández no me importa nada, María Patiño tampoco. Estos señores llevan meses haciéndole esto a mis familia», recordaba.

«No puedo más»

Después de un tiempo en el foco de la noticia se ha confesado: «Sabes que no duermo muchas noches, no tengo nada más que decir de este tema. No puedo más», indicaba dolida. Explicaba que estaba intentando reponerse, pero le está costando: «Todos pasamos malas rachas».

«Psicológicamente salí mal de un sitio, no tenía que haber entrado, y lo llevo arrastrando».(…) «Intento estar mejor, pero no hay manera de levantar cabeza», ha reconocido. La mediática ruptura ha supuesto un nuevo quebradero de cabezo ya que no esperaba el revuelo que ha causado y que le está afectando en lo que concierne a lo personal: «Yo no soy la protagonista de esta noticia», zanjaba.