La foto prohibida que Carlota Corredera ha tardado un año en enseñar

Carlota Corredera ha publicado la foto suya en el pasillo de la fama de Mesiaset. Una fotografía que no puede publicarse, según la normativa de la cadena pero que, en su caso, seguramente le han permitido. Hace un año que su rostro cuelga en los pasillos de Telecinco

Carlota Corredera lleva manteniendo en secreto una fotografía que le ha hecho especial ilusión. A pesar de que en las redes sociales comparte cada detalle de su vida, de su indumentaria y de qué opina sobre ciertas cuestiones, hay una que, pese a llenarle especialmente de orgullo, ha preferido no compartir con nadie. Hasta ahora.

Leer más: Las fotos que Carlota Corredera preferiría que no vieran jamás la luz

La presentadora Carlota Corredera por fin ha desvelado cuál es la foto que decora los pasillos de Mediaset que se colocó en su honor hace ahora un año. Una fotografía que pocos pueden decir que tienen, dado que ahí tan solo se instalan los rostros que representan a la cadena. Por algo se conoce como el pasillo de la fama de Telecinco.

¿Por qué ha esperado tanto para mostrarla? En principio, porque no le permiten hacerlo. Sacar fotografías por los pasillos de la cadena está prohibido para todo trabajador de la misma. De hecho, se han despedido a muchos de ellos por inmortalizarse en los platós para mostrarlas en sus redes sociales, a pesar de que muchos de sus platós los conocemos al milímetro al salir día tras día por la televisión.

Parece que fue ayer cuando Carlota Corredera se lanzó a presentar ‘Sálvame Diario’ por incompatibilidad de agenda y no poder ninguno de sus habituales presentadores. Ella era la directora y pasar a ser rostro visible es un gran salto. Le salió bien y el público la acogió con agrado y ahora parece ser incombustible. Todo el mundo reclama más de ella y todo lo que toca se convierte en oro, aunque a veces el triunfo no le dure para siempre, como ya le sucedió con ‘Cámbiame’ al sustituir a Marta Torné.

Ahora bien, más allá de la televisión, arrasa en las librerías con su libro sobre cómo logró perder peso, así como en las redes sociales, donde las marcas confían en ella para asociar su imagen a sus productos y acercarlos así a sus seguidores.