El veterano deportista y su hijo han relatado en ‘El Hormiguero’ cómo vivieron el accidente de F1 que pudo haberle costado la vida al joven piloto.


El piloto Carlos Sainz padre y Carlos Sainz hijo, piloto de rallies y el mejor piloto de Ferrari de la recién temporada de Fórmula 1 respectivamente, han visitado el plató de ‘El Hormiguero’ para presentar ‘Sainz: vivir para competir’. Un documental que ya se puede ver en la plataforma en streaming de Prime Video. La serie realiza un recorrido por la carrera deportiva de más de tres décadas de Carlos Sainz padre, así como los inicios de su vástago en el mundo de la conducción de F1.

Pablo Motos ha hablado con ellos del próximo Rally Dakar que el veterano piloto afronta próximamente y del primer año en la mítica escudería Ferrari de Fórmula 1 que su hijo acaba de cerrar con enorme éxito. En su charla con el presentador de Antena 3, los dos han recordado cómo vivieron el grave accidente de Carlos Sainz Jr. en los Libres 3 de Rusia. Sucedió en septiembre de 2020. El madrileño se estrelló contra las protecciones y quedó atrapado debajo de ellas. El impacto fue tal que tuvo que abandonar la carrera tras golpear el muro de la escapatoria de la curva 2 en la primera vuelta. El equipo de asistencia tardó 20 minutos en sacarlo del vehículo. 20 minutos que para Sainz padre fueron una eternidad.

Carlos Sainz Jr: «Me di una leche fuerte»

«Fueron 20 minutos de horror, 20 minutos que no se los deseo a nadie porque taparon el coche y no sabía cómo estaba. Son 20 minutos que se hacen muy largos y piensas que ha podido pasar algo y te haces muchas preguntas. Al presidente de la Fiat le llegó la noticia de que estaba consciente y me llamó para decirme creo que está consciente, pero hay que respirar», ha relatado el piloto. Su hijo apuntaba: «Me di cuenta enseguida de que me había pegado una leche fuerte. Luego vi que tenía la barrera de protección encima».

«Se estropeó la radio y no hablaban con él», añadía Sainz padre. «Te imaginas que ha perdido el conocimiento, que no puede hablar, lo que sea». Ambos recordaban a la audiencia que el impacto provocó que el joven soportara 46 veces su peso. Algo que pudo haberle costado la vida. «Ese día fue milagroso», decía Carlos Sainz, ante la mirada cómplice de Sainz Jr. Este expresaba que en todo momento estuvo consciente, a pesar de lo aparatoso del incidente: «Yo estaba perfecto, no me pasó absolutamente nada».

Antena 3

«¿Te sentiste de algún modo culpable?», quiso saber el de Requena. El deportista le respondía, sincero: “No lo dudes, son 20 minutos que se hacen muy largos y pasa la película muy rápido por tu cabeza, te preguntas de todo”.

Por suerte, aquello fue solo un susto que no impidió que Carlos Sainz Jr. siguiera adelante con la pasión heredada de su progenitor: “Me encanta la F1 desde que era muy pequeño, recuerdo ir a llamar a mi padre para ver un gran premio a las 4 de la mañana, para ver a Fernando, con tan sólo 10 años. Creo que tiene que ser genético”, relataba. Ambos han anunciado a la audiencia del programa que el documental que protagonizan aún no está acabado porque falta el capítulo del Dakar.

© Gtres

En el documental aparece también la mujer de Carlos Sainz, Reyes Vázquez de Castro, con la que lleva casado desde 1992. Ella, -mujer de perfil bajo y que hasta ahora ha escapado al foco mediático-, cuenta, entre otras cosas, el sacrificio que ha hecho toda la familia para favorecer su carrera profesional. Y revelaba los años en los que llegó a dormir más de 250 días fuera de casa: “Me he perdido muchas cosas familiares, pero he tenido la suerte de contar con ella que lo ha hecho genial y estaba muy tranquilo”, confesaba el piloto de rallies. Su hijo, por su parte, comentaba: “Yo no lo recuerdo porque era muy pequeño. Cuando volvía eran días que recuerdo con mucho cariño, pero tengo más recuerdos de mi madre. Ahora yo estoy viviendo en Italia, tengo unos 150 días de carreras por lo que vivo en hoteles, al final en Madrid estoy pocos días”.

Sainz revela lo que se puede ver en su documental: «Sale hasta el vídeo de mi boda»

A lo largo de la entrevista, los invitados dieron muestra de lo bien que se llevan, así como del sentido del humor que los caracteriza. “El documental es mío, eh…, él aparece porque no podría ser de otra forma, pero es mío», bromeaba Carlos Sainz. «Es difícil dar ese paso adelante porque había que abrir el cajón más íntimo de la familia y lo consulté con la familia antes… Sale hasta el vídeo de mi boda que yo no había visto y he aprovechado para verlo. ¡Mi hija lo vio y me dijo que menuda horterada lo de cortar la tarta!».