Desde que María Casado fuese despedida y sustituida de ‘La mañana’ de TVE, el programa ha bajado sus datos de audiencia hasta desplomarse por completo. Los directores de la cadena pública están muy preocupados


La mañana’ de TVE fue el programa de televisión que más aumentó sus datos de audiencia durante el estado de alarma por el coronavirus, dado que los ciudadanos buscaban información constante sobre la situación de la pandemia. Sin embargo, tras la marcha de María Casado, quien había presentado el exitoso programa desde el 2016, afianzando su imagen en la mente de los espectadores, resultándoles extraño un cambio de rostro tan radical como el que supuso tras su despido, dejándole el puesto a su compañero, Diego Losada. Aunque éste lo hace bien, quizá no haya logrado conquistar al público como lo hizo María Casado durante los últimos cuatro años, algo que ya se refleja en los datos de audiencia ofrecidos por Kantar Media.

Desde que María Casado abandonase la conducción del programa de ‘La Mañana’ de TVE, el espacio ha entrado en barrena y no logra remontar. El estado de alarma se estableció en nuestro país el pasado 14 de marzo y desde entonces hasta el 13 de abril, en un mes, el programa consiguió subir un 157% los datos de audiencia. Llegó a establecerse en una media de 671.000 espectadores, frente a los 261.000 espectadores que tenía un mes antes como media. Un mes más tarde, ya en el mes de abril y hasta mediados de mayo, los datos también fueron buenos, aunque comenzaban a bajar dramáticamente, consiguiendo una media del 9% de share y más de 560.000 espectadores fieles.  Sin embargo, las medidas de la desescalada y el aflojamiento de las estrictas medidas de confinamiento han provocado el desplome de sus datos, situándose ahora en una media del 8,2% de cuota de pantalla y algo más de 425.000 espectadores. La tendencia clara es a la baja, algo que se ha agravado sin María Casado.

Desde que María Casado abandonase el espacio tras ser despedida fulminantemente, ‘La Mañana’ ha dejado de ser una de las opciones preferidas del público para informarse cada mañana. Diego Losada, el sustituto de María Casado, se estrenó al frente del programa el pasado 18 de mayo. Ya lleva algo más de un mes como conductor del programa estrella, pero en su caso se ha estrellado, dado que ya desde el primer día tan solo el 7,4% de la audiencia siguió su debut, para después bajar al 6% solo una semana después de estar al frente de su nuevo papel como presentador. Estos malos datos han continuado y parece que se han establecido como una tendencia a la baja que preocupa mucho a los directivos de la cadena pública, que ya comienzan a arrepentirse de prescindir de los servicios de María Casado para darle un aire nuevo a ‘La mañana’. Un aire que parece no agradar tanto al público.

Eso sí, cabe señalar que los matinales de todas las cadenas han visto cómo sus datos de audiencia han bajado con la llegada del buen tiempo y la posibilidad de salir de casa sin tantas restricciones como al principio del establecimiento del estado de alarma por el coronavirus. Al inicio de la pandemia, el público ansiaba de más y más información, pero una vez que parece que todo está controlado y se presume de una “nueva normalidad”, la gente está menos pegada frente al televisor y está más predispuesta a disfrutar de su tiempo, que a malgastarlo con grandes dosis de preocupación, como así habían sido las semanas anteriores. Quizá este dato sea lo único que salve a ‘La mañana’ de la catástrofe.