El ganador del talent de TVE, Ancor Montaner, desvela a SEMANA cómo se encuentra horas después de ganar ‘ Maestros de la costura’


Se llama Ancor Montaner Cabrera y se ha convertido en el ganador absoluto de la última edición de ‘Maestros de la costura’. Natural de Valencia y con tan sólo 27 años, el campeón del talent de TVE ha hablado con SEMANA, 24 horas después de alzarse con el ansiado premio. El joven, que como él mismo nos ha confesado, se encuentra en una nube, nos explicó cómo está viviendo estos dulces momentos, en qué invertirá el premio y cómo han vivido su mujer e hijo pequeño este merecido galardón.

¡Muchas felicidades! ¿Cómo te sientes?
¡Muchas gracias! Estoy súper feliz y emocionado. Es precioso todo lo que estoy viviendo, porque hace que siga latente. No me creo todo esto que está pasando, a ver si de alguna manera me lo acabo de creer. Estoy como una nube. No hago contacto con la realidad y no me lo creo.

¿A quién le has dedicado el premio?
A mi familia, a mi mujer y a mis abuelos… Madre mía, si mis abuelos estuvieran vivos. Ellos han sido un apoyo fundamental. Se organizaron para que yo pudiera concursar en el programa. También se lo quiero dedicar a todas esas personas que me han apoyado. Todo ha sido un regalo.

Tu mujer e hijo te recibieron en el plató ¿qué te han dicho fuera de cámaras?
La enhorabuena sin parar. Los pobrecitos no pararon de sufrir durante toda la gala. Para mí, el final épico fue cuando me abracé a mi compañero finalista, después de que me nombraran ganador.

¿Porqué dices que tu mujer ha sido clave en toda esta historia?
Ella es la que ha apostado por mí y la que me apuntó al concurso. De hecho, yo estaba durmiendo cuando recibí un mensaje que ponía, “finaliza tu inscripción para participar en Maestros de la Costura” y le pregunté: “¿Ana, me has apuntado?”. Es que yo tenía pánico escénico. Esto ha sido una auténtica terapia de choque. Ha sido una experiencia muy enriquecedora.

¿Y tu hijo? ¿Le pica el gusanillo como a ti?
Todavía no sabemos lo que pasará. De momento, mientras sea feliz, me conformo. Y en un futuro que decida qué quiere hacer. De hecho, cuando terminó el concurso, el equipo del programa me dijo que la verdadera estrella de la noche había sido mi hijo.

El jurado te ha catalogado como uno de los concursantes más brillantes del concurso ¿Te esperabas llevarte el premio a tu casa?
En ningún momento me lo esperaba. Ni siquiera me imaginaba qué iba a pasar los castings. No tenía autoestima al entrar en el concurso. Cada vez que me encargaban una cosa, para mí era un suplicio. Era muy crítico conmigo y enseguida me hundía. Sufría un montón y el concurso ha conseguido que tenga confianza en mí mismo. Y no me creo más y menos de lo que tengo, solo lo que tengo. El concurso ha hecho que salga mi verdadero yo y me encuentre.

Dices que ganar ha sido un éxtasis ¿Tienes una idea de en qué te gustaría invertir el dinero?

Ahora, por lo pronto, vendré a Madrid para estudiar en la Universidad Politécnica de Madrid. Yo soy autodidacta y ahora lo que necesito es una base. El dinero lo quiero guardar, porque en el futuro me gustaría montar mi propio taller y lo invertiré para poder montar el negocio de la manera más eficaz.

Es un momento complicado para invertir, más en el sector de la moda.
Personalmente, este momento lo voy a aprovechar para estudiar, ponerme a recopilar material… Realmente la industria está bastante afectada, pero bueno, creo que ya empieza a haber ilusión por volver a una cierta normalidad. Ahora vendrá una corriente de optimismo por volver a las calles y se recuperará todo.

¿Qué ha sido lo más duro de este concurso?
El momento más duro ha sido el espacio tiempo. El tener que multiplicarme y acelerar de tal manera para poder acabar el traje hizo que entrase en pánico. Recuerdo especialmente la prueba de El Rocío ¡Para que luego digan que las flamencas son fáciles!

¿Del jurado, con quienes has tenido más afinidad?
Los tres me han aportado cosas por igual, porque se complementan a la perfección. La primera vez que los tuve delante no me lo creía. Los tres son un mundo. Caprile te aporta su buen hacer y talento exquisito, Palomo tiene un gusto impresionante y María es súper valiente y no tiene miedo a nadie.

Has comentado que una de tus mayores ilusiones sería vestir a la reina Letizia.
Mi sueño es vestir a mujeres para alfombras rojas. A mí los Goya o los Óscar me encantan. A mí me inspira cualquier mujer. Me encanta crear arte.

¿Has pensado alguna vez cómo te gustaría vestirla?
Yo ahí no entro, porque los estilos cambian tanto y luego, si te digo algo ahora, voy a quedarme anticuado. Dependiendo de la época del año y del evento te tendría que decir.

¿Qué le aconsejarías a los próximos concursantes de Maestros de la costura?
Yo les aconsejaría que disfruten las pruebas. Eso es lo que yo he pregonado y he defendido durante todo el concurso. Yo solo quería disfrutar con lo que estaba haciendo y es lo que me gustaría que hiciesen los próximos concursantes.