La mujer de José Ortega Cano ha reconocido que entiende cómo se siente la hija de Rocío Jurado  e insiste en no querer entrar en una guerra.


Desde que se emitiera el primer episodio de Rocío Carrasco en Telecinco, el testimonio de la hija de Rocío Jurado ha provocado un sinfín de comentarios que lejos de cesar siguen creciendo semana a semana. Los protagonistas de su verdad se han visto salpicados y aunque intentan mantenerse al margen no han podido evitar pronunciarse sobre todo lo que la empresaria está narrando.

A lo largo de estas semanas, Ana María Aldón ha mostrado su hartazgo a raíz de la delicada situación por la que está atravesando su marido, José Ortega Cano, así como las críticas que está recibiendo a pesar de no haberse posicionado a favor o en contra de algunas de las partes. Este domingo, la que fuera concursante de ‘Supervivientes’ ha llegado al límite reconociendo que no puede más y llegando a insinuar que el próximo paso que va a dar va a ser pedir ayuda.

Telecinco

Ana María Aldón se ha mostrado muy tajante una semana después de hacer hincapié en que entendía que Rocío Carrasco no estuviera preparada para ponerse en contacto con su hija, Rocío Flores. Tras las críticas que ha recibido por este comentario, llegando incluso a publicarse que tanto Antonio David Flores como el resto de su familia le habría expresado su descontento con sus palabras, la mujer de Ortega Cano ha reconocido que la situación le «parece absurda».

«¿Por qué se tiene que molestar alguien conmigo? Lo que estoy diciendo es que si hay una persona que está mal y no es capaz de encauzar su vida sin ayuda médica y le han recomendado que no, es que no«, insiste. Ana María Aldón hace hincapié en que le llegan desafortunados comentarios a través de sus redes sociales y reconoce que no logra comprenderlo.

«Yo he estado en tratamiento médico, me fui a ‘Supervivientes’ en tratamiento. La entiendo muy bien, sé que no eres capaz de encauzar tu vida como lo hace una persona normal. Las personas que están a tu alrededor no entienden cómo estás, te acribillan. No me da la gana de entrar en la guerra porque no quiero», sentencia y deja claro que ahora mismo «no estoy en tratamiento psicológico pero al paso que voy«.

«No me apetece esta guerra»

Telecinco

Ana María Aldón ya no puede más y aunque deja claro que las críticas no le afectan, insiste en que no quiere meterse en una guerra que a ella no le compete. «Dejadme en paz. Tengo miedo a derrumbarme emocionalmente. A lo mejor le parecerá una tontería a la gente… lo que yo estoy sufriendo porque me estoy metiendo dentro y va a llegar el momento en el que tenga que dejar de ver la docuserie», comentaba. Además, insistía en que en ningún momento ha afirmado que odie a Rocío Flores.