Aída Nízar está participando en un 'reality show' chileno y la última prueba en la que ha participado ha puesto en jaque su salud. Pese al susto inicial, finalmente la polémica concursante no ha sufrido un infarto, como así se comentaba en un principio


Aída Nízar está participando en ‘Resistiré’, un ‘reality show’ chileno por el que la española ha arriesgado su salud. En la última prueba del programa, la que fuera concursante de ‘Gran Hermano’ ha dado un gran susto a sus compañeros y la audiencia. «Aída Nízar se encuentra hospitalizada estable con diagnóstico reservado en cuidados intermedios. Las primeras informaciones hablan de un infarto que pudo ser controlado», es la información publicada por un medio chileno, que ha desatado todas las alarmas.

La prueba que la vallisoletana estaba realizando era muy similar a la conocida como prueba de apnea que, año tras año, se realiza en ‘Supervivientes’. Aída Nízar tenía que competir contra sus compañeros para ver quién aguantaba más tiempo conteniendo la respiración y su afán por ganar le llevó a pasarse de la raya.

Aunque la noticia ha trascendido ahora, María Ángeles Delgado, la madre de la concursante, ha desvelado a El Confidencial que su hija sufrió una hipotermia grave y no un infarto y que, aunque ha permanecido varios días bajo cuidados médicos en el hospital al que fue trasladada, ya ha vuelto al programa en el que está participando. Además, Delgado ha confirmado que en el programa que se emitirá hoy miércoles le dejarán tener unas palabras con su hija, aún convaleciente.

Desde que saltase a la fama por participar en ‘Gran Hermano 5’, Aída Nízar ha sido uno de los rostros más polémicos del famoso programa. Tanto ella como su madre se ganaron la enemistad de otros grandes hermanos y colaboradores televisivos, siendo el carácter de ambas un cóctel de lo más explosivo.