Nada más entrar en ‘La casa fuerte’ Leticia Sabater se ha enfrentado a Yola Berrocal. «Tú y yo tenemos una converación pendiente», le ha recordado al verla.


Nada más arrancar ‘La casa fuerte’, el nuevo reality de Telecinco, se ha producido una disputa en directo entre sus concursantes más neumáticas. Yola Berrocal y Leticia Sabater se han enzarzado en una acalorada discusión. El espectáculo está servido en el nuevo programa de Telecinco…

Yola Berrocal: «Soy una persona humana»

Yola Berrocal entraba en la casa donde concursarán los participantes presentando así sus credenciales. «He participado en tres realities. Soy una persona humana, humilde. Siempre he intentado llevar una vida sana». La que fuera novia del padre Apeles admitía también que en estos momentos no tiene pareja estable. Algo que le ha costado tener a lo largo de su vida. «He nacido para estar soltera», señalaba.

Sabater admite que no soporta a Oriana Marzoli y a Yola

Leticia, por su parte, recordaba en su vídeo de presentación su amplia trayectoria profesional. Porque ha sido presentadora, colaboradora, cantante… También ha revelado que durante el confinamiento se ha llevado una gran decepción amorosa: «Descubrí que la persona con la que tenía una relación estaba casada«. Así que entra en la casa «intentando curarme el mal de amores». A sus 53 años, no descarta enamorarse de nuevo… de un hombre o de una mujer. «Me encantan los chicos, pero nunca se sabe. Lo mismo salgo de aquí siendo lesbiana», confesaba.

Cabe recordar que el chasco sentimental que se ha llevado la artista ha servido de inspiración para la grabación de su último ‘single’: una canción que lleva por título ‘Vete p’al carajo tra tra’ que pretende convertir en la canción del verano 2020. O, como poco, un hit que sonará con fuerza en los chiringuitos más ‘in’ de nuestra geografía. Y es que Leticia, intérprete de éxitos como ‘La salchipapa’ o ‘Toma pepinazo’, es una experta en convertir sus canciones en los temazos que suenan con fuerza en locales de moda, así como en las plataformas digitales.

Sabater hablaba, además, de su lujosa mansión, que lleva largo tiempo a la venta, pero de la que no logra desprenderse. «Quiero vender mi casa para invertir una parte del dinero en un espectáculo en plan americano». Por último, dejaba claro qué dos concursantes le hacían menos gracia: «Hay dos personas que no puedo con ellas: Oriana González, aunque dice llamarse Oriana Marzoli. Entra en los realities y no dura nitres días. Y Yola Berrocal».

Primera bronca de Leticia con Oriana

Tal y como apuntaba Leticia, Oriana no le simpatiza en absoluto. Ambas concursantes no se han saludado al coincidir en el set del concurso. Jorge Javier Vázquez no perdió la oportunidad de meter baza entre ellas. «Me duele ver que a una persona que lleva trabajando tantos años como tú y que una recién llegada como Oriana no la saluda«, le recordaba a Leticia. Ésta replicaba: «Al principio he dudado si era ella porque como lleva más de diez minutos en el ‘reality’… Dije, ¡No puede ser!». Oriana espetaba: «Va a tener tiempo esta señora de meterse conmigo». La cantante matizaba: «Señorita, que no estoy casada». La venezolana la atacaba con dureza: «Señora, que ya está mayor usted. Eres un poco cutre. Ya vienes un poco premeditada hablando de mí en el vídeo de presentación. Cero autenticidad».

Minutos antes de su rifirrafe, Oriana Marzoli destapaba en el ‘reality’ su relación con Iván González, uno de los concursantes, al que conoció en ‘Supervivientes 2014’. Sí ha pasado, nos hemos liado. Me he liado con él. Durante la cuarentena estuvimos hablando por Instagram y en la Fase 1 pudimos vernos» confesaba la venezolana. «Él y yo no somos novios». El joven, en cambio, decía estar soltero al llegar al set: «Vengo con el corazón libre y el cuerpo un poco golfo».

Encontronazo entre las dos veteranas del ‘show business’

En el segundo ‘round’, Leticia Sabater se enfrentaba a Yola Berrocal. Las rencillas entre ellas vienen de lejos. Acumulan cierto resquemor por broncas del pasado. Por eso, la catalana no ha tardado en echarle en cara a Yola por qué le resultaba tan desagradable tenerla al lado. «Tú y yo tenemos una conversación pendiente. Siempre me persigues a todos los sitios donde voy. Te recuerdo que me fastidiaste una actuación en directo». «¡Pero si era playback!», respondía la madrileña, sin dar mayor importancia al pique de su compañera. «Cortaste la música», apostillaba la cantante, muy acalorada.