Supervivientes: la guerra está servida en España por las madres de Violeta y Fabio

Como en casi todas las ediciones de ‘Supervivientes’, en esta ocasión también han saltado las chispas entre dos concursantes: Violeta y Fabio. Sin embargo, lo que apuntaba a ser una bonita historia selvática, se ha convertido en una montaña rusa de emociones. Los jóvenes no parecen aclararse y tan pronto están dándose besos y arrumacos como protagonizando sonadas discusiones.

Una inestabilidad que se ha traslado al plató de ‘Supervivientes’ en España, donde este domingo, las madres de Fabio y Violeta han tenido una gran bronca. La tensión la ha hecho estallar la madre de la de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’, Elvira, a quien no le gusta nada el italo-argentino para su hija. Todo comenzó cuando Jordi González, el presentador del debate, le preguntó qué le parecía el nuevo novio de su hija, “opino que el italo-argentino es un canalla”, le dijo con mucha sinceridad.

Al parecer, a Elvira le sentó muy mal que Fabio no le diera la ropa a su hija cuando la desterraron, «el detalle de la ropa me pareció muy significativo. Estuvo mal por todos sus compañeros, pero muy especialmente por él, no me gustó”, añadió. A pesar de que tiene las ideas muy claras, sabe que la elección no le corresponde a ella y lo deja todo en manos de su hija. “yo no digo nada, debe preferirlo Violeta. El destino dirá”, sentenció.

Las palabras no pasaron desapercibidas para la madre de Fabio, Alicia, que, si bien no estaba en plató, no dudó en coger el teléfono para responder a la podría ser su consuegra. “El italo-argentino tiene nombre, se llama Fabio”, espetó la madre del concursante, dejando claro que no se iba a morder la lengua. “¿Le parece justo decir que mi hijo es un canalla? ¿Qué podría decir yo de su hija? No tiene 5 años, que hubiera cogido ella su ropa”, fue la respuesta de la madre de Fabio ante las acusaciones.

Viendo que el ambiente se iba caldeando en el plató, Jordi intentó calmar las cosas entre ambas mujeres dando la posibilidad a la madre de Violeta de retractarse de sus palabras hacia el modelo italiano. Sin embargo, fue imposible y es que Elvira no estaba dispuesta a dar su brazo a torcer, “no, sigo pensando lo mismo”, fue su respuesta. “Vaya al plató a defender a su hija, pero sin juzgar a nadie”, le pidió por su parte Alicia, dando por zanjada la conversación.