Nueva traición a Isabel Pantoja

Ni el mejor guionista de Hollywood habría sido capaz de escribir la biografía de Isabel Pantoja, desde luego su realidad supera la ficción. Ni en doscientas vidas nos pasarían tantas calamidades como a esta mujer. A una semana de que termine el reality, y con posibilidades de ganar, le han mandado a su casa por motivos de salud.

Tras haber superado todas sus limitaciones, haber permanecido en el concurso más difícil de la televisión durante once semanas y a pesar del deseo de abandonar, haber perdido diez kilos, haber soportado varias nominaciones, y haber tenido numerosos encontronazos con sus compañeros, la sacan del concurso a las puertas de la final. ¡Ya hay que tener mala sombra!
Pero hay que mirar el lado positivo: vamos a poder disfrutar durante toda la gala de hoy, y por primera vez, de una entrevista a Isabel Pantoja. Porque todo sea dicho, en ningún momento la hemos visto camuflarse entre sus compañeros, siempre ha estado en primera fila y al pie del cañón.

Hasta ahora hemos conocido a la asistenta, el jardinero, las ex novias del hijo, la niñera de la hija, y toda una lista interminable de personajes que se han subido al carro, pero nunca a la protagonista de la saga.

Esta noche no me muevo del televisor, me muero por ver la reacción de Isabel cuando vea los vídeos de sus compañeros poniéndola fina filipina, en especial el de Omar. Ahí tienes la historia de su vida, cuando esta señora y su ejército de pantojers dejan de interesar, le dan la espalda y le traicionan.
Omar llegará a Madrid en helicóptero como un digno finalista. No haber sido nominado por ninguno de sus commpañeros ha sido mérito de su facilidad para relacionarse con los demás. Entiendo que el hecho de que Isabel no opte al premio hace que la ambición del resto crezca y asomen el diente, pero eso no te da derecho a criticar a «tu suegri» para conseguir el maletín.

El de Pan Bendito ha resultado ser un chusco frito. Este chico ha resultado ser toda una decepción, me parece una estrategia muy poco inteligente soltar pestes de una mujer a la que te has referido durante todo el concurso como «una segunda madre» cuando ya no te es necesaria. Exactamente lo mismo ha hecho con Mónica. Después de tirarse todo el concurso de compadreo, e incluso coqueteo con ella, ahora la tacha de teatrera, exagerada, falsa y lianta.
Mónica será una intensa y una dramática, pero es una tía curranta y a la que se le ve venir. A pesar de haber comenzado el concurso con el handicap de tener que convivir con su ex Carlos Lozano, ha dado todo en cada prueba y no se ha planteado el abandono en ningún momento; es más, si existiera la posibilidad de quedarse hasta la próxima edición de Supervivientes, ella sería la primera en aceptar el reto.

Por todos estos motivos Mónica debe derrotar esta noche a Fabio y colarse en la final. Fabio me tiene harta, no me pregunteís por qué, pero ya me huele a ‘pescao pasao’.

Nunca pensé que la escena más bonita de la edición me la fuera a dar Chelo, que ha sido un peñazo de concursante, pero el beso al reencontrarse con su mujer fue precioso y super romántico.

Mientras ellas se plantean «recasarse», Dakota, tras ver las imágenes de las infidelidades de su novio Rubén, termina su relación con esta frase: «Dame a mi perra y vete a tomar por culo». Así es la vida señores, el muerto al hoyo y el vivo al bollo.