Estoy hasta el moño!!!

Llevamos un mes de concurso y aunque todo puede dar muchas vueltas, yo ya tengo mis favoritos.

Siempre he considerado a esta pareja la más insoportable de la parrilla televisiva, sus continuos enfrentamientos sobreactuados me trasladaban a las telenovelas casposas de los años noventa donde la ex_esposa del protagonista se enzarza en una pelea encarnizada con la actual pareja de este.

Evidentemente me refiero a Carlos y Mónica que gracias a su tenacidad y constancia han conseguido hacerme cambiar de opinión, al menos durante su estancia en el reality. A ella todavía no la he escuchado una sola queja en 30 días, a pesar de la falta de comida, de las pruebas perdidas, de los cambios de ubicación y de compañeros.
Él es ejemplo perfecto de ese refrán que dice: «más vale ponerse una vez colorado que ciento amarillo», y es que el señor Lozano ha mejorado su actitud desde que la organización le tiró de las orejas, y sin perder su esencia.

Según sus compañeros Carlos es el que le busca el lado divertido a las situaciones complicadas y eso unido a su fortaleza mental, es indispensable para llegar lejos en Supervivientes. No olvidemos que fue él quien tildó a las Azúcar Moreno de tramposas y a la Pantoja de vaga, lo cual le convierte además en un todo un visionario, porque el tiempo le ha dado la razón.
La naturalidad y sencillez de la diseñadora granaína me han hechizado, cada vez que veo su peluca azul en la palapa estoy deseando que le den paso para ver con qué expresiones nos sorprenderá. La llamada de su novio me enterneció muchísimo, y me encanta que momentos tan mágicos como ese nos descubran a personajes televisivos nuevos, que a veces estoy hasta el moño de ver siempre las mismas caras, ¡quiero más Mahi en mi tele!

Otro personaje que me chifla es Omar Montes. Su humildad y su forma de hacer malabares con las palabras hace que se le caigan bromas como a quien se le caen los pedos. Que me gusta las personas que hacen reír sin pretenderlo, y el de Pan Bendito es un maestro en el asunto.
Albert el extronista de MYHYV cada gala que pasa me gusta más. Es un chico noble, honrado, luchador y leal con la audiencia. En la última gala pudimos comprobar que no le importo enfrentarse a sus compañeros de equipo y confesar la intención que tiene Isabel Pantoja de abandonar.

Además demostró tener mucha más educación de la que habría tenido yo misma si se mofaran de mi profesión como lo hizo ella, al referirse a él como «el pértiga». Quizás no le falte razón a los que dicen que soy dura, con la tonadillera, pero es que estoy hasta el moño de ver como se burla de la trayectoria profesional de sus compañeros de concurso cuando a ella las nuevas  generaciones no la conocen precisamente por tu éxitos musicales.

Muchos me habéis pedido que me posicione en el desencuentro entre JJ y Dakota, y primero quiero decir que me gustó mucho como ella gestionó la frustración siendo popular por sus salidas de tono. Por otro lado admito que Jorge Javier estuvo desafortunado al mencionar el pasado de la concursante pero recordemos que es un programa en directo donde el presentador tiene momentos brillantes y otros menos. Así que dicho esto, «la caga el Rey, la caga el Papa, y de cagarla nadie se escapa».
La que no parece saber gestionar sus prontos es Violeta, que tras ser trasladada a «Playa Abandonada» no recibió sus pertenencias pese a pedírselas a sus compañeros (no muy amablemente, todo sea dicho). La adolescente hizo gala de una gran inmadurez y protagonizó una sonora discusión con Fabio, que no dudo en llamarla «niñata y loca» con toda la razón del mundo. Tengo mucho cariño a la ex-tronista pero en momentos como este, se comporta de forma insoportable.

Esta semana mi dardo sintiéndolo mucho va para Chelo. Soy consciente de sus limitaciones pero una persona tan sumisa no puede ganar un concurso como Supervivientes.



→→ Los dardos de Nagore: Primeras nominaciones, primeras decepciones

+ Leer

 



→→ Marinero sin luces!!!

+ Leer

 



→→ Don Pijote y Dulcinea del baboso

+ Leer