Chabelita Pantoja, la única de los Pantoja capaz de sobrevivir en las condiciones más duras

Cuatro miembros de la familia Pantoja han intentado sobrevivir en 'Supervivientes', pero solo uno de ellos lo ha logrado: Chabelita Pantoja.

Isabel Pantoja ha terminado por pronunciar lo que todo el mundo temía, que ya no puede más y quiere volver a casa. La estrella de esta edición de ‘Supervivientes’ se ha cansado de pasarlo mal en Honduras y este domingo ha anunciado su firme decisión de abandonar el reality. “Mi tiempo aquí ha terminado y deseo volver a mi casa. Lo siento por la audiencia, por mi familia… pero no puedo estar más así”, dijo la cantante entre lágrimas.

15Jordi González lo intentó todo

“Tú, Isabel, que has superado muchos momentos críticos en tu vida y que las has pasado canutas con cosas que no se pueden ni comparar con estar en la isla, donde se duerme poco, donde hacer caca es incómodo… Tú puedes aguantar hasta el jueves”, terminó diciendo Jordi González a Isabel Pantoja, que aceptó quedarse hasta el día de las expulsiones.

14Tiene hasta el jueves para pensárselo del todo

Si bien la cantante se mostró muy firme, asegurando que el jueves pondría rumbo a España porque “no estoy bien y prefiero irme a mi casa con la cabeza bien alta”, bien podría suceder que durante estos días Pantoja se replanteara su decisión y terminara sorprendiendo a todo el mundo para continuar con la aventura americana.

13Solo ha ‘sobrevivido’ un Pantoja

Isabel es el cuarto miembro de la familia Pantoja que se enfrenta al reto que supone ‘Supervivientes’ y, como les ha pasado a otros dos de ellos, podría no conseguirlo. De hecho, la única que ha aguantó hasta que el público decidió expulsarla fue Chabelita Pantoja, que además dio mucho juego al contar detalles desconocidos de su vida.

12Llegó a la gran final

La hija de la tonadillera se quedó a las puertas de la gran final del programa y estuvo a punto de colarse en ella. Fue el público el que decidió, en una votación muy ajustada, por tan solo dos puntos de diferencia, que se tenía que quedar en Honduras Nacho Vidal. A su llegada a plató, se mostró dolida porque su madre no la hubiera llamado durante el tiempo que estuvo en el concurso y que coincidió con su permiso penitenciario.

11Kiko abandonó a los pocos días

Corría el año 2011 cuando un joven Kiko Rivera, que tenía una vida muy distinta a la de ahora, se embarcó en la aventura más sorprendente de su vida. Si bien el ahora marido de Irene Rosales llegó a Honduras cargado de emoción, esta le duró unos pocos días y es que empezó a sufrir los estragos de la gota muy pronto.

10Un martirio que supuso su final

Kiko sufrió un ataque de gota tan intenso que apenas aguantó tres semanas dentro del concurso. Ni siquiera las llamadas que recibió la semana anterior, de su madre y de su hermano Fran Rivera, lograron convencer al joven, que decidió que su salud era lo primero. “Esta vez lo siento por el público. Y mamá, no llames porque me voy a ir. Soy yo el que sufre y nadie más”, dijo el cantante.

9Sacó algo bueno de una mala experiencia

A pesar de que se vio obligado a abandonar para centrarse en su problema de gota, Kiko Rivera sacó algo bueno de su aventura en ‘Supervivientes’ y es que fue ahí donde conoció a una de las mujeres más importantes de su vida, la modelo Jessica Bueno, que con el tiempo se acabaría convirtiendo en su novia y en la madre de su hijo mayor, Francisco.

8Tampoco superó el reto

Cuando parecía que los Pantoja habían decidido rendirse a ‘Supervivientes’, le llegó el turno de Anabel Pantoja, prima de Kiko y sobrina de Isabel, que llegaba en la edición 2014, dos años después del estrepitoso fracaso de su primo.

7Aguantó incluso menos que su primo Kiko

Al igual que el dj, Anabel llegó a Honduras con la mochila cargada de emoción y, como él, tardó muy poco en vaciarla. La empresaria solo duró 14 días en el país centroamericano, convirtiéndose en una de las concursantes más breves de la historia del concurso. Eso sí, lejos de negar su fracaso, la hija de Bernardo Pantoja reconoció que había sido “la peor superviviente”.

6Isabel se lo tendrá que pensar muy bien

Este domingo Isabel Pantoja parecía tener las ideas muy claras y estar decidida a volver a España. Sin embargo, en estos cuatro días que se ha puesto de margen las cosas podrían cambiar y podría decidir seguir en el concurso para intentar hacerse con el codiciado premio.

5Se ha sentido superada por todo lo que la rodea

El que tendría que haber sido su gran regreso a la vida pública se ha convertido en una especie de pesadilla para la autora de ‘Marinero de luces’. “Es algo personal mío, algo psíquico. Todo esto me ha superado, reconoció este domingo entre lágrimas a Jordi González, que se esforzó para retenerla lo máximo posible.

4Kiko le devolvió el favor con una llamada

Como hiciera Isabel con Kiko, en esta ocasión fue el dj el que cogió el teléfono para devolverle el favor e impulsarle fuerzas. “Entraste como una moto, estás bella, la yaya está bien, todos estamos bien y quiero que me escuches: quiero que vuelvas a ser la persona que entró”, le pidió su ‘pequeño del alma’ desde el plató de ‘Supervivientes’.

3¿Tendría que pagar multa?

Con el reciente abandono de las ‘Azúcar Moreno’, son muchos los que se preguntan si, como ellas, Isabel Pantoja tendría que pagar una multa por abandonar el concurso antes de tiempo. Además, se supo gracias a Mila Ximénez que las hermanas Salazar tampoco recibirían nada por los días pasados en la isla. ¿Será igual para Isabel?

2La idea le ronda desde hace tiempo

Suceda lo que suceda, lo cierto es que el deseo de Isabel de abandonar no es nuevo. Hace unos días, la tonadillera tuvo que ser evacuada de la isla tras un fuerte encontronazo con Carlos Lozano, que se ha convertido en su enemigo.

1Antes de entrar su intención era otra

También cabe recordar que poco antes de formar parte de la aventura que es ‘Supervivientes’. Isabel Pantoja aseguró que por nada del mundo abandonaría el concurso, que llegó a su vida como una tabla de salvación para su maltrecha economía. Y es que, según se dijo, la cantante recibiría un sueldo semanal de nada menos que 60.000 euros.