El neurocirujano Keyoumars Ashkan extirpa un tumor cerebral a su paciente Dagmar Turner mientras esta violinista toca su instrumento interpretando una preciosa melodía. “Sabíamos lo importante que es el violín para Dagmar, así que era vital que preserváramos la función en las áreas delicadas de su cerebro que le permitían tocar”, explicó el doctor Ashkan.

En el momento en que los médicos informaron a la violinista Dagmar Turner de que era necesario someterla a una cirugía para extirpar el tumor de su cerebro, lo único que le preocupó era si podría seguir tocando su violín.

Dagmar estaba francamente asustada ante la idea de perder su habilidad musical en el supuesto de que algo saliese mal durante la intervención. Por fortuna, la violinista de 53 años de edad salió bien de su operación y ahora está en todos los titulares tocando de manera pacífica el violín mientras le extirpan el tumor del cerebro.

Según los medios, antes de la cirugía el neurocirujano Keyoumars Ashkan y todo su equipo se esfuerzan por trazar un mapa de las distintas partes del cerebro de Dagmar Turner. El peligro de esta intervención residía en que el tumor estaba en el lóbulo frontal, demasiado cerca del área que controla los movimientos de la mano izquierda.

Dos horas fueron necesarias para trazar ese mapa de las zonas activas de su cerebro mientras tocaba el violín para no dañarlas durante la operación. De este modo, Ashkan pudo tomar precauciones adicionales para evitar esas zonas, pues era una cirugía muy arriesgada. En especial, para un músico como Dagmar que lleva tocando el violín desde que tenía 10 años.

“Logramos extirpar más del 90 por ciento del tumor, incluyendo todas las áreas sospechosas de actividad agresiva, conservando la función completa de su mano izquierda”, afirmó Ashkan.

Las imágenes de esta increíble hazaña circulan por Internet, donde en medio de la cirugía Ashkan le pide a Dagmar que interprete su música. Esto fue necesario para “asegurar que los cirujanos no dañaran ningún área crucial del cerebro que controlara los delicados movimientos de la mano de Dagmar”. Esta declaración pudo leerse en una publicación del hospital de Londres King’s College, donde se realizó la intervención.

Durante el vídeo de la actuación en el quirófano, la violinista toca el violín con los ojos cerrados mientras mueve con gracia sus brazos y manos tocando el instrumento. Incluso en un momento dado se puede escuchar al doctor Ashkan diciendo: “Asombroso. Continúa, cariño.”

Dagmar Turner es un músico integrante de la Orquesta Sinfónica de la Isla de Wight y se le diagnosticó este tumor cerebral en 2013 después de sufrir un ataque durante una actuación sinfónica. Desde la peligrosa y aterradora intervención, la violinista se recupera de manera satisfactoria.

Dagmar abandonó el hospital tres días después de la operación y está ansiosa por regresar a la orquesta. “La idea de perder mi capacidad de tocar me rompía el corazón pero, siendo él mismo músico, el profesor Ashkan entendía mis preocupaciones”, explicó la violinista. “Él y el equipo de hicieron todo lo posible para planear la operación, desde el mapeo de mi cerebro hasta la planificación de la posición en la que debía estar para tocar.”

No obstante, no es la primera vez que se realiza una cirugía mientras el paciente toca un
instrumento. En 2018, Robert Álvarez fue captado en la mesa de operaciones tocando su guitarra mientras los cirujanos del Centro de Cáncer de MD Anderson de la Universidad de Texas le extirpaban también un tumor cerebral.

En este caso, Robert tocaba la canción de ‘Creep’ del grupo Radiohead y su intervención fue todo un éxito. Extirparon el 90% de su tumor cerebral y después tuvo que someterse a un seguimiento con radioterapia.

“Esta fue la primera vez que un paciente tocó un instrumento”, declaró Ashkan. Actualmente, este tipo de demostración de la función motora se está volviendo más habitual en las salas de operaciones.

“Pude ver que quería preservar esa función… Especialmente su habilidad para cantar, recordar su memoria, sus funciones motoras o su destreza, lo cual era crítico”, explicó Sujit Prabhu, el neurocirujano encargado de la operación de Álvarez.