Una conocida periodista de Dallas, Estados Unidos, conoció la terrible noticia de que su novio la engañaba gracias al regalo que le hizo la pasada Navidad: una pulsera Fitbit para monitorear la actividad física.

Jane Slater, la reconocida reportera, contó en las redes sociales que su novio le regaló esta pulsera y decidieron sincronizarla con la suya para motivarse mutuamente a la hora de practicar deporte. Pero una noche que su pareja no estaba en casa, Jane se percató de que los niveles de actividad física de su novio se dispararon de forma drástica en torno a las cuatro de la mañana.

¿Qué sucedió cuando Jane Slater conoció el engaño de su novio?
“Alerta de spoiler: no estaba inscrito en una clase de OrangeTheory (programa de entrenamiento) a las 4 am”, comentó Jane Slater en un tuit. Inmediatamente, otros usuarios decidieron apoyarla y compartir con ella algunas de sus experiencias, por cierto muy parecidas a la suya. Así es como ha conseguido que su historia se haga viral rápidamente.

Casi 400.000 ‘me gusta’ además de todos los comentarios y consejos que ha recibido la periodista en señal de apoyo, han sido las consecuencias de esta reacción. Uno de los relatos de esos post decía lo siguiente: “¡Jane! Mi ex marido fue pillado durante una aventura porque llevaba puesto el reloj de entrenamiento y el monitor de latidos que mi madre le compró para Navidad mientras estaba “corriendo”.

¡Fue el aumento de la frecuencia cardíaca en menos de un minuto lo que me confirmó las cosas!”

Ha pasado ya algún tiempo desde que ocurrieron los hechos, a pesar de que ha sido ahora cuando Jane lo ha publicado en las redes sociales, pero la periodista confesó que ya ha superado esta historia y ahora prefiere reírse de esta situación.

“Una vez me dijo una amiga: ‘Algún día nos reiremos de eso’, cuando estaba llorando
desconsoladamente en el coche. Ahora tengo muchos jajajajaja”, tuiteó Jane para que quedara constancia de que ya había superado su dolor.

Como curiosidad en esta historia, el tuit de Jane Slater fue en sus inicios una respuesta a otra publicación de un hombre llamado Albert Breer. En este caso, este usuario hizo un comentario sobre un anuncio de la empresa Peloton especializada en el entrenamiento físico.

Su comentario generó mucha polémica en las redes sociales en los últimos días debido a sus intentos de promocionar una bicicleta estática de alta gama como un regalo perfecto para las próximas navidades. Lo que escribió Breer exactamente en su tuit fue: “Le compré a mi esposa un Peloton hace tres años. Ella no se ofendió”. A raíz de estas palabras, Jane publicó la infidelidad de su marido descubierta gracias a uno de sus regalos, la pulsera Fitbit.