Unos oficiales de policía de Highland, en Utah, Estados Unidos, realizaron la increíble hazaña de ayudar a una madre con una emergencia relacionada con la leche preparada de su hijo. La mujer declaró que, aunque es su quinto hijo, no le había sucedido esto nunca anteriormente.

Shannod Bird, madre de cinco hijos, se puso en contacto con el 911 sobre las dos de la mañana, después de darse cuenta de que no podía alimentar a su bebé hambriento de 6 semanas.

Parece ser que su marido no se encontraba en la ciudad y no le quedaba leche para bebés, ya que normalmente le daba el pecho.

Shannod declaró que había llamado a todos, a su marido, a sus vecinos y a los jóvenes de su barrio, incluso a su hermano menor, pero nadie le contestó. Entonces, se dio cuenta de que no tenía ninguna manera posible de alimentar a su bebé, pues su leche se había secado, algo que en 5 partos nunca antes le había sucedido.

Los oficiales del Departamento de Policía de Lone Peak respondieron a su llamada y compraron diez litros de leche. Sin embargo, cuando llegaron se dieron cuenta de que el bebé era demasiado pequeño para beber leche normal, por lo que volvieron a por una leche formulada especialmente para bebés.

“Ahora volvemos con una fórmula especial para tu bebé, es adorable”, le dijeron los policías, y se fueron para conseguir la leche en polvo espacial para lactantes. “Esta es la misma que le di a mi hija cuando nació, espero que no le haga daño en el estómago”, dijo el policía Wagstaff a la madre.

Como consecuencia, la noticia se ha hecho viral y el Departamento de Policía de Lone Peak elogió a los agentes Wagstaff y Gabittas en Facebook dedicándoles estas palabras: “Estamos muy orgullosos de nuestros oficiales y de su dedicación a cumplir con su deber.”

Shannod Bird declaró en una entrevista para la televisión que quedó impresionada por el gesto de los dos policías y explicó que, en un principio, llamó a la policía para que protegiera a sus hijos en casa mientras ella iba a comprar la leche para lactantes.

“Nunca antes me había quedado sin comida para mi bebé, recién nacido”, dijo la madre a los medios de comunicación, y añadió que “fue algo realmente aterrador”.