En Estados Unidos no existe la Seguridad Social como se conoce en España, de manera que cada paciente debe hacer frente a los costes de sus tratamientos, visitas médicas u operaciones. Es por este motivo que un médico cirujano de Nebraska, Demetrio Aguila, está permitiendo que sus pacientes abonen sus factores médicas a cambio de horas de trabajo voluntario.

¿En qué consiste el método de pago del doctor Aguila?
Demetrio Aguila ideo el ‘Programa Healing Hands M25’ y lo puso en marcha hace seis meses, dando la oportunidad a sus pacientes de pagar sus cirugías ofreciendo su tiempo para realizar servicios comunitarios. Esta idea está enfocada para todos aquellos que no pueden pagar una cirugía y ha sido el propio doctor quien ha dado a conocer este método a través de la página web de su clínica.

“Como no estamos limitados por contratos de seguros comerciales, tenemos la libertad de ser transparentes en cuanto a nuestros precios y cobramos exactamente lo que decimos que hacemos”, declaró en su web acerca de su nuevo programa de pago.

El doctor Aguila es neurólogo y habitualmente cobra de manera tradicional sus facturas, es decir, a cambio de un pago monetario. Sin embargo, ha decidido ofrecer una oportunidad a todo aquel que no pueda pagar algo tan necesario como una operación con su nuevo sistema de facturación basado en el tiempo. De este modo, establece precios razonables y determina el trabajo que debe realizar el paciente hasta sufragar sus gastos médicos.

“Cada paciente sabe el costo exacto del cuidado ofrecido, hasta el último centavo, antes de
someterse a cualquier visita o procedimiento”, expone el doctor Aguila. De este modo, cada persona sabe lo que cuesta su intervención y el tiempo que deberá trabajar voluntariamente para sufragar los gastos.

Con este programa, puede ayudar a eliminar las deudas de sus pacientes que han tenido que ser intervenidos y después no han podido pagar el coste de la operación. “No podemos ignorar a la gente en nuestro propio patio trasero. Queremos ser capaces de ofrecer esperanza a los pacientes que han perdido la esperanza médicamente”, explicaba el doctor Aguila en una entrevista.

Para hacer esto posible, Demetrio Aguila se ha asociado con distintas organizaciones caritativas, pues cree firmemente que todas las personas, independientemente de sus condiciones sociales, tienen los mismo derechos a recibir una atención médica adecuada sin preocuparse por el precio.

“No me importa si eres multimillonario o si eres el tipo de la esquina con una taza de poliestireno.

Te ofrecen las mismas opciones. ¿Por qué? Porque es justo”, manifestó el cirujano. Pero eso no es todo, su método también permite que otras personas ayuden con el voluntariado para ganar horas en nombre de otro paciente, algo muy solidario y caritativo.

El programa M25 es toda una innovación que tiene en consideración a todos los pacientes por igual, independientemente de su poder adquisitivo. Con estas palabras lo definió su artífice: “El programa M25 no se trata de dinero. Si la gente se une para ayudar a otras personas, entonces su comunidadpros pera.”

El primer paciente en utilizar este programa fue Jeff Jensen y tuvo que realizar 560 horas de trabajo caritativo hasta formalizar el pago. Además, los estudiantes del Centro Médico de la Universidad de Nebraska se ofrecieron como voluntarios también para ayudar a Jeff a terminar de pagar su cirugía.

Actualmente, hay ocho personas inscritas en el programa M25 para pagar sus operaciones a través de este método.