Ivan Johnson murió a la edad de 17 años como consecuencia de un disparo en el ojo procedente de una pistola de balines. Según la página de GoFundMe que se ha creado en su honor, “era un joven que disfrutaba de la vida al máximo”.

Han sido varios informes los que han revelado que Ivan falleció el pasado viernes a causa de las heridas ocasionadas por aquel mortal disparo. El artífice del tiro y causante de su muerte fue un niño de 8 años, el cual disparó en el ojo a Ivan a principios de mes en un aparcamiento del Bank of America, en Tampa, Florida, en Estados Unidos.

La policía informó de que el joven de 17 años se quedó en el coche con el hijo del conductor, de 8 años de edad, y su hijastro de 10 años. El conductor salió del vehículo para dirigirse al cajero automático, momento en que el niño de 8 años, sentado en el asiento trasero, alcanzó el arma de balines y la disparó contra el adolescente, sentado en el siendo del copiloto.

El adolescente fue traslado de urgencias al Hospital General de Tampa en estado crítico, pero nada pudo hacerse por salvar su vida, falleciendo seis días después. El arma, de acuerdo a varias fuentes oficiales, era un rifle de aire comprimido Daisy 800. Uno de sus perdigones fue a parar por accidente en el ojo izquierdo de Ivan Johnson, por lo que se ha abierto una investigación.

Fueron muchos los comentarios que dejó la gente en la campaña GoFundMe en su honor, pues todo el mundo se hizo eco de esta noticia. “El 7 de febrero de 2020, la vida de Ivan Johnson fue cortada trágicamente a la edad de 17 años. Este repentino e imprevisto evento ha dejado a sus amigos y familia afligidos por el dolor”, fue uno de ellos.

“Iván era un joven que disfrutaba de la vida al máximo y con la vigorosa tenacidad del amor. Fue un miembro activo en su congregación de 15 años y ofreció sus talentos musicales tocando el órgano durante 9 años”, fue otro de los emotivos comentarios que aparecieron en la página.

“Interpretando el papel de muchas caras, Ivan tuvo el placer de dedicar su tiempo a ser el hermano mayor, el mejor amigo, la inspiración y la sonrisa de todos”, decía otro comentario de la campaña Además, los órganos de Ivan Johnson fueron donados a nueve niños, salvando así sus vidas con este bonito gesto justo antes de morir.

“Ivan dejó este mundo como un superhéroe. En sus últimos momentos en la tierra, Iván fue capaz de cambiar la vida de 9 niños y sus familias. Con este acto desinteresado, el corazón de Ivan seguirá latiendo, sus riñones purificarán la sangre y sus otros órganos ayudarán a asegurar una mejor calidad de vida para los jóvenes receptores”, puede leerse en la página de la campaña en honor a Ivan.

Por su parte, el departamento de Policía de Tampa no respondió de manera inmediata a los comentarios ni a las declaraciones de los medios de comunicación. La consternación por este suceso ha marcado a muchas personas, tanto familiares como amigos, incluidas todas las personas que han conocido la noticia. Sin embargo, tendremos que esperar un poco más hasta conocer qué es lo que sucedió realmente en aquel coche.