El gobierno regional ha lanzado una campaña para apoyar a los vendedores de quioscos y locales de prensa.


Este viernes, la Comunidad de Madrid ha difundido un vídeo en apoyo a los vendedores de quioscos y locales de prensa que se han visto afectados por la crisis del COVID-19 en la región. Este sector ha sido uno de los más perjudicados tras la pandemia, ya que el confinamiento ha obligado a permanecer a los ciudadanos en casa y a limitar de manera considerable los traslados. Por este motivo, la nueva campaña del gobierno autonómico tiene como objetivo recordar que, pese a las restricciones de movilidad, se puede salir a la calle a comprar revistas, prensa diaria y ediciones periódicas en quioscos y establecimientos.

La iniciativa del Gobierno autonómico de colaborar con el gremio surgió tras la reunión que mantuvo la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, con la Asociación de Vendedores de Prensa de la Comunidad de Madrid (AVECOMA), el pasado 5 de octubre, en la Real Casa de Correos -sede del Gobierno regional-.

El mensaje que el Ejecutivo madrileño ha querido transmitir con este vídeo es «Vuelve a tu quiosco». Un mensaje que coincide con el testimonio de Teresa Araújo, propietaria de un quiosco en el distrito madrileño de Tetuán. Y que explica en el vídeo que añora los tiempos en los que la gente del barrio acudía a su establecimiento antes de la pandemia: «Me gustaría que todo volviera a ser como antes, una familia. El barrio era una familia».

La campaña recuperar la actividad comercial de sus negocios previa a la pandemia

Araújo también explica en el vídeo cómo transcurre su jornada de trabajo al frente del quiosco que regenta desde hace «más de 40 años». En él se lamenta de que tras la llegada del coronavirus el pasado mes de marzo, las personas mayores «prácticamente no salen de casa». Esto ha provocado que la venta de periódicos y revistas se ha reducido notablemente durante estos últimos ocho meses. También subraya que los jóvenes no suelen comprar periódicos.

Cuando el Gobierno de Pedro Sánchez decretó el estado de alarma, el pasado 14 de marzo, los quioscos y locales de prensa pudieron permanecer abiertos por dedicarse a la venta de productos considerados de primera necesidad. A pesar de ellos, los propietarios de estos establecimientos en la Comunidad de Madrid han visto enormemente mermada su facturación en los últimos siete meses.

Solo en Madrid capital hay 350 quioscos y locales de prensa, después de que hayan tenido que cerrar otros 32 por los efectos del coronavirus, mientras que el descenso en las ventas ronda el 50%, según datos facilitados por el gobierno de la Comunidad de Madrid.