Si eres propietario de una casa y quieres venderla, estás obligado a tributar por el IRPF. En este artículo te explicamos cuánto hay que pagar por vender un piso.


Cuando se quiere vender un piso no todo es coser y cantar. Existe una serie de obligaciones tributarias que debemos cumplir, ya que vender una vivienda es una transacción sujeta a gravamen. En este artículo te aclaramos qué tienes que hacer justo después de vender tu piso, cuánto cobra Hacienda por esa venta y cuándo debes hacer el pago.

El IRPF: ¿qué es?

IRPF son las siglas de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Es un impuesto que deben pagar todos aquellos residentes habituales en España. Es el resultado de los rendimientos obtenidos individualmente durante un año, relacionados con las actividades económicas.

Al ser un impuesto progresivo, cuantos más ingresos obtengamos en un año, mayor será la cantidad que tengamos que pagar. Aunque también el resultado puede ser nulo en función de nuestra situación económica o familiar, lo que significa que no tendremos que pagar nada. O, como última opción, nos puede salir a devolver, y tendrá que ser la Agencia Tributaria quien nos pague a nosotros.

Calendario contribuyente 2021

El Ministerio de Hacienda calendariza anualmente los plazos en los que se pueden presentar las declaraciones. De este modo, los españoles se han tenido que ajustar a la campaña de 2021, que ha establecido los siguientes plazos:

  • 7 de abril de 2021: es el día que arranca la campaña de la Renta 2020. Desde ese día se puede solicitar el borrador y modificar los datos pertinentes. Cuando se haya revisado, se puede presentar telemáticamente la declaración.
  • 4 de mayo de 2021: si quieres presentar la declaración de la renta de manera telefónica, puedes solicitar cita previa a partir de esta fecha. Puedes solicitarla a través de la Agencia Tributaria o en los teléfonos 901 22 33 44 ó 91 553 00 71.
  • 27 de mayo de 2021: a partir de aquí podrás solicitar cita previa si quieres hacer la declaración de la renta de forma presencial.
  • 2 de junio de 2021: empiezan a ser atendidas todas aquellas personas que hayan solicitado hacer la declaración de la renta de forma presencial.
  • 25 de junio de 2021: acaba el periodo para presentar las declaraciones que resulten a ingresar y que se domicilien en el banco.
  • 30 de junio de 2021: es el último día para presentar todas las declaraciones cuyo resultado no sea a ingresar y se vayan a domiciliar. Además, acaba la campaña de la Renta 2020.

¿Cuánto tengo que pagar a Hacienda?

Cuando presentamos la declaración de la renta, tenemos que tener en cuenta todas las ganancias y pérdidas derivadas de la venta de la casa o piso. Haz las cuentas: el precio por el que has vendido la vivienda, debes restarle el precio por el que la habías comprado, más los impuestos derivados de la compra y el valor de las reformas que hayas realizado (en caso de que lo hayas hecho). Al importe de la venta también tienes que restarle los gastos derivados de la transmisión: esto son los impuestos municipales o las comisiones de las agencias inmobiliarias.

El resultado de esta operación es el importe que deberás pagarle a Hacienda, descrita por ellos como ganancia patrimonial. La Agencia Tributaria nos cobrará una cantidad que va desde el 19% al 26%, regulada así:

  • Ganancias hasta 6.000 euros: 19%.
  • Ganancias entre 6.000 y 50.000 euros: 21%.
  • Ganancias entre 50.000 euros y 200.000 euros: 23%.
  • Ganancias de más de 200.000 euros: 26%.

Son transacciones muy particulares y puede que algo complicadas de entender, por eso te recomendamos que te pongas en manos de un gestor o de alguien especializado que te ayude a realizar la declaración de la renta para que puedas aprovechar todas las opciones de ahorro que la ley permite.

A veces no tienes que pagar nada

Hay una serie de situaciones por las que la venta de un piso no está sujeta al pago de impuestos. Es por esto que debes informarte antes de hacer cada declaración. Quizás puedas acogerte a alguna de las siguientes excepciones:

  • Reinversión de la vivienda habitual: lo que ganes por vender el piso puede quedar libre de impuestos si utilizas la totalidad de ese importe para adquirir una nueva vivienda habitual. También se incluyen en esta excepción los gastos de reformas en la vivienda en la que vamos a vivir.
  • Dación en pago: si tienes una ganancia patrimonial derivada de la dación en pago de tu vivienda para cubrir una deuda hipotecaria, también estás exento de tributar.
  • Mayores de 65 y dependientes: si tienes más de 65 años estás libre de tributar si vendes tu vivienda habitual. De igual modo, si estás en una situación de dependencia severa y lo justificas legalmente, quedarás exento de pagar por la venta de tu residencia habitual.

Todas aquellas transacciones que realicemos a lo largo del año están reflejadas en los sistemas informáticos de la Agencia Tributaria. Si no pagas las ganancias derivadas de la venta de tu casa, puedes enfrentarte a grandes sanciones económicas. Así que si no tienes tiempo para hacer la declaración de la renta o no sabes hacerla, te recomendamos que acudas a una asesoría o a algún experto que conozca cómo hacerlo.