Un proyecto con una historia que nace de la pasión y el esfuerzo. Un reconocido catering, una tienda gourmet, la reciente creación de una línea de productos saludables y un precioso local ubicado en Juan Bravo.  Hoy en día Ve-Ga se ha convertido en un universo plagado de sabor e ilusión. ¿Quién da más?


Hablar de Ve-Ga es hablar de FELICIDAD. Esa felicidad que te aportan las cosas bien hechas. Y es que en Ve-Ga todo, TODO sabe bien. 

Como si de un cuento se tratase la historia de Ve-Ga nace de una pasión y un esfuerzo que se ve recompensado por el buen trabajo.“Realmente todo ha ido siendo la evolución natural de una vocación”. Así define María de la Vega creadora, fundadora y artífice de este proyecto que no para de crecer. 

Un tímido catering que comienza a expenderse con un exquisito club gastronómico en una casita con jardín, se ha transformado en una exitosa empresa de catering, productos gourmet, dos restaurantes y una marca de comida saludable que acaba de ver la luz. 

Todo un ejemplo de emprendimiento y pasión que se ve reflejado en cada uno de sus proyectos.

Y ya se comentó por aquí que sus deliciosas cajas con productos artesanales son un sueño para regalar (y para mimarse uno mismo) pero hoy el turno es para su restaurante ubicado en la conocida calle Juan Bravo. 

La carta de Ve-Ga ofrece una cocina cuidada, tradicional y con mucho sabor. Entre sus exquisitas opciones para picar encontramos flores de calabacín rellenas de queso y miel, bikinis de mozzarella y trufa o croquetas de gambón al ajillo. 

Pero esto sólo acaba de empezar. Difícil situación nos plantean sus entrantes. Es prácticamente imposible no querer que todos estén en la mesa. Ensalada de picantón escabechado, Risotto de sémola con boletus y nube de partmesano o Huevo poché con patatas a la crema de ajo negro y trufa son algunos ejemplos. 

En su cocina también destacan sus carnes y pescados. Las costillas a baja temperatura con patatas stekhouse o el Taco de bacalao al pil-pil con cebolla caramelizada son dignos de una mención especial.

Y de Ve-Ga no te puedes ir sin deleitarte con sus exquisitos postres: tatín de manzana con helado de vainilla, tarta de limón o cookie con helado de chocolate blanco…un pecado en el que sin duda hay que caer!

La elegancia, el estilo y ese savoir-faire de María de la Vega se ve reflejado no sólo en sus platos sino también en la estética de su espacio. Las líneas simples y elegantes de su terraza conjugan a la perfección con la madera y el estilo rústico chic del interior de su local. 

Ve-Ga es un lugar para recomendar, para visitar y sobre todo para disfrutar. Su filosofía, sus sabores y su mundo te envolverán. ¿Te animas?

Lo bueno: Materia prima de alto nivel  con recetas bien ejecutadas y pensadas.

Lo mejor: Opción de delivery, tienda gourmet y catering. No hay excusas para no conocer Ve-Ga

Precio medio: 35€

Dirección: Juan Bravo 29, Madrid. Tel: 914 119 946

@Mysevendays