Abre sus puertas la nueva sede de Casa Orellana donde el buen gusto y las recetas tradicionales sientan la base de su éxito. Un lugar para conocer y disfrutar a través de sus propuestas gastronómicas y su increíble espacio que destaca por su buen gusto y su ambiente acogedor. Tomen nota de este nuevo must gastronómico: Casa Orellana.


Tras más de año y medio conquistando los paladares de los madrileños en su primer restaurante ubicado en calle Orellana, llega su segundo espacio sito en la Plaza República de Ecuador. Un local atractivo y con una suculenta carta que aterriza con fuerza para embaucar a aquellos amantes de las recetas tradicionales, el buen producto y el gusto.

El espacio es elegante y acogedor. Se divide en varias salas y diferentes comedores que compiten entre sí para ser los más solicitados. Sus gigantes lámparas colgantes junto a la variedad de conservas y vinos que muestran sus vitrinas son los reclamos decorativos que no pasan desapercibidos por nadie. El nexo de unión en Casa Orellana es su vibrante color burdeos en suelos y paredes que guían a cada comensal a su mesa. 

La oferta gastronómica de Casa Orellana sienta sus bases en las recetas de toda la vida elaboradas con producto de calidad. En un perfecto formato de media ración su carta ofrece suculentos platos difíciles de rechazar donde no podían faltar bocados de toda la vida como croquetas, gildas o ensaladilla rusa. Sobresalen los huevos rotos con tartar de atún rojo o los boquerones gordos fritos en mariposa. Delicias dignas de mención que destacan el producto del mar bien tratado y que ya se ha convertido en la comanda más solicitada de su cocina.

Siguiendo este ranking de peticiones se encuentran las lentejas con chistorra de Navarra a la brasa, perfectas para combatir el frío propio de esta época del año y sin duda una bendición para adictos a platos de cuchara

Con siguiendo esta línea de recetas clásicas llegamos a los principales. De nuevo el producto aparece como protagonista para ofrecer platos como Lenguado a la mantequilla negra o  Lomo bajo de vaca vieja son claros ejemplos de esta veneración al producto.

Una Casa de comidas con un punto refinado donde disfrutar de un aperitivo tardío acompañado por unas raciones dignas de verdaderos foodies, una comida de amigos o un brindis en una cena íntima. En Casa Orellana el servicio y el diseño conjugan a la perfección con una carta variada, tradicional y con mucho sabor.

Lo bueno: Opción de disfrutar de barra y sala.

Lo mejor: Carta, servicio y decoración.

Precio medio: 30€

Dirección: Plaza República de Ecuador,2 Madrid. Tel: 917 373736

@Mysevendays