Ana Vellosillo, que trabaja en el mundo del motor, tradicionalmente masculino nos cuenta su experiencia: «Estoy feliz y afortunadamente las cosas están cambiando»


El deseo laboral de Ana Vellosillo (47) era trabajar en el mundo del lujo y logró cumplirlo. Pero lo que no imaginaba esta licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas era que iba a ser en el sector del motor, tradicionalmente masculino.

Veinte años después, asegura que el balance es muy positivo, ya que, hoy, Ana es la directora de comunicación de DS Automobiles, la marca de coches de lujo del grupo PSA, y ha podido conciliar a la perfección su vida profesional y familiar.

“Llevo 20 años en la empresa durante los que he ido pasando por diversos puestos. Desde hace un año, soy directora de comunicación de la marca DS Automobiles y no puedo estar más feliz. En este grupo hay mayoría de hombres, ya que el motor ha sido un sector eminentemente masculino.

La verdad es que me he sentido supercómoda desde el principio y me gustaría destacar la facilidad que he tenido para conciliar. Conozco a muchas mujeres que han tenido grandes inconvenientes y yo no he tenido problemas para pedirme reducción de jornada y nunca me han dejado atrás.

Incluso ahora, que mis hijos tienen 20 y 17 años, si necesito ir al médico o hacer una gestión, tengo dos jefes maravillosos que me ayudan a conciliar. Además, hay una directora de recursos humanos que aboga por las mujeres.

Solo puedo hablar de cosas buenas. No puedo decir que he tenido una diferencia, una mala cara, que no me hayan convocado a una reunión o no me hayan tenido en cuenta. Y si me han tenido que dar un toque, lo han hecho en las mismas condiciones que a los hombres.
También quiero dejar claro que no creo en las cuotas, sino en la valía de las personas.

Nada es casualidad y todo supone un esfuerzo tremendo y grandes dosis de ilusión. Yo soy una persona sencilla y humilde y si he llegado a donde estoy, ha sido a base de mucho trabajo. La suerte es un trocito, pero hay que trabajársela.

Tampoco tengo la sensación de que haya tenido que demostrar más que mis compañeros y no he sufrido el machismo.

DS automoviles

Feliz en la empresa

El equipo en el que trabajo, que está formado por 11 personas, me mima, me cuida y me anima si me ve mal. Sabemos lo que les pasa a nuestras familias, a nuestros hijos… Somos la familia DS Automobiles. Nos llevamos fenomenal y desayunamos juntos casi todos los días. En cuanto a mis dos jefes, tanto el de comunicación como el director general, hacen equipo y eso es muy importante.

Por otra parte, aunque la mayoría de mis compañeros son hombres, también tengo grandes amigas desde hace muchos años dentro de la empresa, por lo que no echo nada en falta. Estoy muy contenta en esta empresa, porque si no, hubiera cambiado. Para mí, es fundamental ser feliz y estar a gusto. Tengo la suerte de que me encantan los coches, el lujo y la marca en la que estoy.

Sí es cierto que fuera de mi entorno de trabajo, hay quien se sorprende de que una mujer sepa de coches, pero como ocurre en otros sectores en los que hay pocas.

Como anécdota curiosa, me puse de parto en un avión viniendo de una reunión de París. El parto de mi hija se adelantó, pero todo acabó muy bien. Me podía haber pasado viniendo de vacaciones. Cosas que pasan…

Una privilegiada

Tengo que dejar claro que sé que soy una privilegiada, porque soy muy consciente de que a las mujeres aún nos queda mucho por conseguir. Muchas no han tenido la fortuna de trabajar en una empresa como esta que mira por sus empleados.

Quiero insistir en la conciliación, porque a mí, me ha dado la vida. Gracias a ello, no me he perdido a mis hijos y he llegado a un puesto que me gusta y es gratificante. He podido ir a recogerles al cole y el trabajo ha salido igual”. +Info: www.dsautomobiles.es