Un niño de 12 años es noticia estos días en el estado norteamericano de Texas por su
heroísmo al detener el ataque que su hermanastro de 20 años estaba dirigiendo con un
objeto punzante contra sus bisabuelos.

El hermanastro del niño, Lucian Adrian Johnston, se enfrenta a dos cargos de asalto con
arma mortal. Un ataque que, según las autoridades, se produjo en el interior de un coche
durante una discusión muy acalorada.

La Oficina del Sheriff del Condado de Harris asegura que Johnston estaba sentado en la
parte trasera del automóvil con su hermano pequeño de 12 años. En ese momento, los
bisabuelos le comentaron a Johnston que, debido a su reciente comportamiento, tendría
que mudarse de casa.

Los investigadores creen que, con el coche en funcionamiento, Johnston utilizó una navaja
de bolsillo para apuñalar varias veces en el cuello y en la cabeza a su bisabuela de 92
años y a su bisabuelo de 76. No está claro quién conducía el coche en ese momento, solo
que ambas víctimas estaban sentadas en la parte delantera.

Las autoridades aseguraron que las dos personas mayores sufrieron diversas heridas
significativas, pero esperaban que pudieran recuperarse en los próximos días.

El hermano pequeño de Johnston intervino en el ataque tirando hacia atrás de él, logrando
arrebatarle la navaja de bolsillo y lanzarla por una de las ventanillas abiertas del coche.
Durante el forcejeo, Johnston golpeó al pequeño en la cabeza. Cuando el coche se detuvo,
Johnston salió corriendo del mismo.

Después del ataque, los bisabuelos cerraron las puertas del coche y se dirigieron al
hospital, donde recibieron tratamiento antes de ser dados de alta horas después.

La policía, que buscaba a Johnstone, lo arrestó al día siguiente sin incidentes. Aún no se
han presentado alegatos por los cargos a los que se enfrenta el joven, pero sí se le ha
impuesto una fianza de 80.000 dólares.

El sargento de la Oficina del Sheriff del Condado de Harris, John Klafka, dijo que el
hermano pequeño había sido muy valiente. Un héroe que se las arregló para arrebatarle la
navaja a Johnstone y arrojarla por la ventana, por lo que pudo detener con éxito el ataque
de su hermano.

Klafka aseguró también que este ataque demuestra que la violencia doméstica puede
afectar a cualquier familia y se puede dar en todos los ámbitos.