Aaron Trejo, el adolescente de Indiana (Estados Unidos) que admitió haber asesinado con
una puñalada a su novia embarazada solo porque esta no quería abortar, ha sido
condenado a 65 años de prisión. Trejo, de solo 17 años, recibió la sentencia mientras se
hallaba en el tribunal el pasado martes.

Aaron fue condenado a 55 años por el asesinato en diciembre del 2018 de Breana
Rouhselang, de 17 años, y una condena más de 10 años por la muerte de su hijo que
estaba aún por nacer.

Aaron se declaró culpable del crimen en octubre pasado tras llegar a un acuerdo con los
fiscales para reconocer el asesinato. Según los términos de dicho acuerdo, el estado de
Indiana no presentará cargos adicionales contra Trejo, quien renunció también al derecho
de apelar tanto a su condena como a su sentencia.

Trejo, quien jugaba en un equipo de fútbol en su instituto, en el cual también estudiaba su
novia, reconoció haber discutido con Breana sobre su embarazo y admitió estar muy
enfadado con ella cuando esta le dijo que no tenía pensado abortar.

Trejo, que tenía 16 años cuando cometió el asesinato, le confesó a la policía que tomó la
determinación de asesinar a su novia. Breana estaba embarazada de 6 meses cuando
murió y sus restos fueron hallados en el contenedor de basura de un restaurante.

La familia de Breana relató al tribunal el terrible shock que les produjo el asesinato de su
hija: “La vida continúa, es cierto, pero para nosotros ya no tiene sentido hasta que nos
encontremos en el cielo con Breana”. Estas fueron las palabras que se leyeron en el tribunal
a modo de comunicado oficial por parte de la familia de la joven asesinada.

El padre de Breana también aseguró que Trejo no había mostrado en ningún momento ni
remordimiento ni dolor por lo que había hecho. Ante estas palabras del padre, Aaron solo
pudo exclamar: “No hay excusas por lo que hice. Decir que lo siento no sería suficiente,
pero es todo lo que puedo ofrecer en estos momentos”.

A pesar de todo esto, la familia de Aaron Trejo sigue defendiendo a capa y espada a su hijo.

Su hermano,, Adam Trejo, quiso defenderlo en el tribunal alegando que “Aaron es la
persona más amorosa y cariñosa que conozco”