La ciudad australiana de Adelaida soporta durante estos días unas temperaturas que
oscilan entre los 30 y los 35 grados. Sin embargo, estas no fueron óbice para que un
hombre se situara durante horas al borde de una carretera de Mawson Lake, al norte de la
ciudad, advirtiendo a los conductores con un cartel de la presencia de un radar de
velocidad.

Las imágenes de este hombre portando un cartel en el que se podía leer “Mobile Speed
Camera Ahead” se hicieron rápidamente virales en las redes sociales. Allí estuvo durante
varias horas, con el único acompañamiento de unas bebidas para sobrellevar mejor el rigor
de las temperaturas.

División de opiniones en las redes sociales
La mayoría de los comentarios que se sucedieron en las redes sociales fueron de
aprobación ante la acción de este hombre. Incluso algunos de ellos lo tildaron de “héroe”,
mientras que otros lo declaraban hombre del año o aludían al hecho de invitarlo a una
cerveza cuando deseara.

En cambio, no faltaron los comentarios de aquellos a los que la acción no les pareció
precisamente una buena idea. Estos últimos señalaron que no tener en cuenta las señales
de tráfico puede tener consecuencias realmente graves y que no era como para tomarse a
broma la situación.

Comentarios del tipo: “¿por qué la gente no respeta los límites de velocidad?”, “respetar las
normas podría ser la diferencia entre pasar la Navidad con tu familia o en una caja de
madera” o “¿por qué la gente celebra que nos advierta de un radar de velocidad?” fueron
algunos de los que se pudieron leer.

Durante este año 2019 se han contabilizado más de 650 accidentes de tráfico graves en
Australia del Sur, con un balance de 106 víctimas mortales, 26 más que en 2018. Radares
de velocidad como estos captan cada año más de 25.000 infracciones en esta zona de
Australia.

El Ministerio de Policía de Australia del Sur, con Corey Wingard a la cabeza, insta a los
conductores a ser conscientes de la importancia de conducir con total seguridad,
especialmente en estas fechas del año en las que se incrementan los riesgos y se producen
más accidentes de circulación.

Bien es cierto que esta acción seguramente evitó que muchos conductores fueran
interceptados por el radar a una velocidad mayor de la permitida. No obstante, hay que
señalar que Australia del Sur no impone graves sanciones de tráfico durante el
periodo navideño.