Los hechos han ocurrido en una autopista del condado de San Diego, en California, Estados Unidos, donde un autobús chárter se salió y volcó ocasionando la muerte a tres personas. Además, son al menos 18 los heridos después de que este autobús se estrellara en un terraplén al lado de esta autopista.

“Hubo una buena tormenta de lluvia en el momento del accidente”, aseguró John Choi, el portavoz del Distrito de Protección contra Incendios del Condado Norte. Los bomberos de este condado comentaron en Twitter este domingo que el incidente se produjo en la autopista 76 en dirección sur.

Como consecuencia de este accidente, múltiples personas quedaron atrapadas y heridas después de este brutal choque. “Estamos con el corazón roto al informar de que tenemos 3 muertos en la escena”, comentó el departamento de bomberos más tarde en Twitter.

Además, confirmaron también que al menos 18 personas sufrieron heridas y fueron enviados de inmediato a hospitales cercanos.

Por su parte, Mark Latulippe, el oficial de la patrulla de Carreteras de California, informó a los medios de comunicación locales de que el autobús se estrelló sobre las 10:23 de la mañana.

También anunció que iban 22 personas a bordo y que el conductor sufrió algunas heridas leves.

Según las declaraciones de John Choi, fueron múltiples los pasajeros que fueron despedidos del autobús, y uno de los fallecidos quedó atrapado debajo del vehículo. Asimismo, otra persona de las que murió en este fatídico accidente quedó atrapada dentro y Choi afirmó que el autobús no contaba con cinturones de seguridad.

El vehículo se dirigía a la comunidad de San Ysidro, en la frontera con México, desde Los Ángeles, tal y como informó la Patrulla de Carreteras de California para los medios de comunicación de San Diego. Pero lamentablemente, no consiguió llegar a su destino.

Un testigo afirmó que vio al autobús hidroplanear desde el tercer al cuarto carril como consecuencia de las condiciones meteorológicas. Entonces, perdió el control y se desvió a la derecha a unos 200 metros de su coche aproximadamente. El vehículo era propiedad de Executive Lines Inc., y el incidente está siendo investigado por la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte.

Tendremos que esperar a que concluya esta investigación para conocer si en realidad este incidente se produjo como consecuencia del temporal, o algún otro factor ha podido interferir en que el vehículo perdiera el control de aquella manera.