El confinamiento que estamos sufriendo por culpa de la crisis del coronavirus, ha hecho que muchos niños reciban sus clases de forma telemática a través de la plataforma educativa de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, por Whatsapp o incluso vía email.


Pero un profesor de San Diego, California, en Estados Unidos, ha llegado más lejos todavía. Su nombre es Charles Coomber y se le ha ocurrido la brillante idea de impartir clases de geometría a sus alumnos gracias a la realidad virtual. Y lo ha hecho posible a través de un videojuego llamado ‘Half-Life: Alyx’.

Este pedagogo ha optado por usar las gafas y los guantes de realidad virtual necesarias para poder jugar a este videojuego. Solo que, en lugar de disparar a los alienígenas, utiliza estos mecanismos para enseñarles los ángulos y demás problemas de matemáticas y geometría.

Charles Coomber es un profesor de asignaturas múltiples que no ha querido dejar que sus alumnos de séptimo grado pierdan lo que queda de curso, pues no se sabe hasta cuándo permanecerá activo el estado de alarma a nivel mundial.

Así, a través del popular videojuego de realidad virtual ‘Half-Life: Alyx’, que además se ha lanzado esta misma semana, puede seguir impartiendo sus clases. Y ni que decir tiene que los alumnos están encantados con este método de enseñanza.

La idea de Charles es bastante acertada, ya que a la mayoría de los niños les cuesta estudiar y seguir una dinámica de estudio, y ahora sin colegio esta tarea se vuelve todavía más complicada. En casa no se trabaja de la misma forma, incluso muchos padres deben seguir trabajando a pesar del brote de coronavirus y no pueden hacerse cargo también de la enseñanza de sus hijos.

“Revisión del vocabulario de los ángulos para la semana de enseñanza desde casa, pero acaba de salir al mercado un videojuego de disparos”, señala Charles Coomber para describir este material audiovisual publicado en su canal de YouTube.

Consciente de que los jóvenes están deseando jugar a videojuegos cada vez que tienen ocasión, este profesor está consiguiendo que los jóvenes estudien y hagan su tarea, algo especialmente difícil desde casa y rodeados de sus hobbies favoritos.

Pero ha conseguido que sea mucho más educativo que un videojuego en el que tienes que disparar a los alienígenas. Charles traza diferentes ángulos y ecuaciones mientras va ofreciendo sus respectivas explicaciones con las gafas y los guantes de realidad virtual. Algo que ha gustado mucho a sus alumnos y espera que otros profesores sigan su ejemplo para conseguir que los jóvenes trabajen en casa.