Unas cámaras de seguridad sorprendieron a un oficial de policía pateando y golpeando a un joven de 15 años a plena luz del día en un intento de detenerlo y registrarlo por supuesta posesión ilícita de drogas.


Los hechos sucedieron en Birmingham, Inglaterra, y la policía de West Midlands ha retirado al oficial de las tareas de primera línea mientras los jefes investigan este incidente ocurrido el pasado día 21 de abril.

Según el agente de policía que actuó de esta forma tan indebida, el adolescente “actuaba de manera sospechosa” cuando el oficial lo detuvo. Aunque también es cierto que un testigo describió la respuesta de este agente como “innecesaria”, y añadió: “Estaba completamente sorprendido”.

El oficial no ha sido identificado, pero fue visto lidiando con este adolescente de forma brusca momentos después de intentar detenerlo y buscarle drogas en la Avenida Melbourne, en New Town, Birmingham.

Después, lo reduce y lo tira al suelo de un golpe en la cabeza y le propina una patada en el cuerpo, acción que un testigo describió como “innecesaria”. El suceso tuvo lugar alrededor de las 5 de la tarde del lunes 21 de abril, después de que se le dijera al joven que sería detenido y registrado bajo la Ley de Uso Indebido de Drogas.

La policía de West Midlands afirmó que un adolescente fue “visto actuando de forma sospechosa”, que se negó a cooperar y “se alega que le dio un codazo al oficial en la cara”. El muchacho fue retenido por el policía antes de ser detenido y llevado a casa.

Por su parte, uno de los testigos de este suceso hizo la siguiente declaración: “Quedé
completamente sorprendido por la conducta del oficial”. Y además, añadió: “La patada, por lo que pude ver, era totalmente innecesaria e inadecuada”.

El oficial ha sido retirado de sus deberes de primera línea por la policía de West Midlands, mientras sus jefes continúan con la investigación de los hechos. Un portavoz de la policía dijo: “Las fuerzas del Departamento de Estándares Profesionales están revisando las cámaras de seguridad y el video del incidente tras una queja que alega que el chico fue asaltado por el oficial en el transcurso de su encuentro”.

“También se ha remitido de forma voluntaria a la Oficina Independiente de Conducta Policial”, añadió el portavoz. Aunque el oficial no ha sido suspendido de su trabajo, sí ha sido trasladado de sus deberes de primera línea durante el tiempo que dure la investigación y hasta que sea aclarado lo que ocurrió en realidad.