El piloto Andrew Collins, indemnizado tras acusarle de desnudarse en la ventana de un hotel. El capitán en la aerolínea United Airlines, sufrió el pasado septiembre del 2018 un incidente. Collins acabó detenido sin ninguna orden de arresto.Por, supuestamente, exponerse desnudo en las ventanas del décimo piso del hotel en el que se hallaba alojado. Ahora el piloto será indemnizado tras acusarle de desnudarse.

El piloto denunciado, también quedó suspendido de su trabajo. Además, en un momento en el que tenía pensado presidir el sindicato nacional de pilotos. Una medida que le causó daños psicológicos y traumas. Por suerte en diciembre del 2018, es declarado no culpable.

A raíz de esta situación, la ciudad de Denver tiene previsto indemnizar con 300.000 dólares al piloto. Un acuerdo monetario de conciliación que no satisface del todo a Collins. Su abogado, Craig Silverman, no descarta interponer una denuncia contra la policía de Denver y el hotel.

Al parecer, durante su arresto a Collins no se le leyeron sus derechos. A su vez, la policía irrumpió sin previo aviso en la habitación del hotel del piloto para llevárselo. La policía aseguro contar con fotografías incriminatorias, cuando no las había. El piloto también desmintió las acusaciones de masturbación. Las denuncias procedían de trabajadores del aeropuerto.

Según el piloto, lo único que hizo tras despertarse fue abrir las ventanas de las cortinas mientras hablaba por teléfono. Minutos después, varios policías irrumpieron en la habitación. Lo esposaron y se lo llevaron hasta el centro de detención del aeropuerto.

A  pesar de que Collins recuperó su trabajo en United Airlines, cada vez que reingresa a Estados Unidos tras un vuelo internacional debe responder a las preguntas del Departamento de Seguridad Interna en relación a su arresto. Todo ello a pesar de que siempre fue inocente como determinó la justicia.