Un hombre de Estados Unidos consigue batir un récord que no se batía desde hacía 19 años al pescar un enorme espécimen. “Es el pez más grande que he pescado”, afirmó Mike McElroy III.


Este estadounidense batió el récord al capturar a un inmenso atún de aleta amarilla, o Thunnus albacares, durante su día de pesca en las aguas del golfo de México.

Concretamente, Mike se encontraba con su tripulación al sur de la cuidad, Pass Christian,
perteneciente al estado de Misisipi, cuando dio caza a este espectacular atún. Según los medios locales, le costó más de cinco horas atraparlo.

Fue una larga lucha pero mereció la pena, pues la recompensa que obtuvo Mike con este ejemplar fue batir su propio récord personal y otro que hacía 19 años que nadie batía. Y es que su presa midió 1,7 metros de largo y pesó 107 kilogramos. Con estas dimensiones, este pescador sobrepasó la última marca estatal establecida en 2001 con un pez de 93 kilos.

Este afortunado acontecimiento ocurrió el pasado día 30 de marzo cuando Mike y sus compañeros de tripulación zarparon en busca de marisco fresco. Esta actividad, a pesar de las actuales normas provocadas por la pandemia de coronavirus, ha sido permitida en el estado de Misisipi, siempre y cuando se cumplan las medidas de distanciamiento social.

En cualquier caso, en el momento en que Mike realizó esta proeza todavía no habían entrado en vigor las nuevas normas de confinamiento decretadas más tarde por el Gobierno local.

El registro de este nuevo récord fue validado el pasado martes por la Comisión Estatal de Recursos Marinos, que también se sorprendieron con las medidas de este ejemplar. “Es el pez más grande que he pescado”, afirmó Mike McElroy a los medios locales tras confesar que le encanta el atún crudo y que este tan descomunal lo compartió con sus familiares y amigos.