Ida ‘Girlie’ Aguchak, de 10 años de edad, desapareció el pasado 15 de marzo y fue hallada muerta tan solo un día después. La familia, con residencia en una comunidad al oeste de Alaska, asegura que fue secuestrada y asesinada por un ‘monstruo’ y que todavía siguen buscando al culpable de la muerte de su hija.


Desde el mismo instante en que Ida ‘Girlie’ Aguchak no regresó a su casa de Quinhagak, su familia comenzó a buscarla de inmediato. Pero no fue hasta el día siguiente que encontraron su cuerpo sin vida en un basurero.

“Girlie fue secuestrada por alguien de nuestra comunidad, asesinada y luego arrojada a un
basurero”, declaró la familia destrozada en una página de GoFundMe. Y añadieron: “Estamos conmocionados por la malvada brutalidad y la crueldad de este crimen. Queremos justicia.”

Continuaron con su declaración diciendo: “Nuestra comunidad está devastada, tratando de hacer frente a la horrible realidad de que uno de los nuestros sufrió a manos de un monstruo”. Por su parte, la policía estatal de Alaska continúa trabajando con la policía local para encontrar al asesino de Girlie, según los medios de comunicación locales.

“No hay nada que podamos hacer para cambiar las circunstancias de este evento, pero nos
acercamos a ustedes para pedirles oraciones de consuelo y para encontrar a quien le hizo esto a Girlie”, declaró la familia después del duro golpe. “Afortunadamente, pertenecemos a una comunidad solidaria que se une para ayudar a nuestros amigos y vecinos cuando más lo necesitan. Todos podemos ayudar.”

Quinhagak es una comunidad en la que viven unas 700 personas, por lo que todos se conocen y conviven como una gran familia. Ahora esperan que alguien pueda ofrecer información sobre la muerte de la niña de 10 años.

En honor a su ser querido, la familia de Girlie pide ayuda a sus vecinos afirmando en su
declaración: “A Girlie le encantaba ayudar a los demás, y a cualquier precio a su propia familia. Para alguien tan pequeño, tenía un gran corazón que realmente se preocupaba por los demás. Su

asistencia a los demás ayudará a su espíritu amoroso a vivir en todas las comunidades por sus actos de bondad.”

Con el objetivo de encontrar al responsable de la muerte de Girlie, se han ofrecido varios teléfonos de contacto para comunicarse tanto con la policía local como con la estatal de Alaska en caso de que alguien posea información al respecto.