El accidente, ocurrido durante la fiesta del 29 cumpleaños de la bloguera rusa Ekaterina Didenko, causó la muerte de su marido y dos personas más. Al parecer, la causa de las muertes fue la intoxicación producida por hielo seco.

Ekaterina continuó posteando después de las muertes, mostrando su dolor a todos sus fans. Esta reacción por compartir su trauma en los medios de comunicación le ha servido para ganar otros 500.000 seguidores.

La desconsolada mujer aparece en distintas imágenes compartiendo su tragedia. Ekaterina enviudó como consecuencia de una intoxicación de dióxido de carbono cuando el hielo seco fue arrojado a una piscina para crear un espectáculo de vapor.

El marido de la bloguera, Valentín Didenko, informático de 32 años de edad, se envenenó con las emanaciones de este producto, lo que le provocó la muerte. La misma suerte corrieron Natasha Monakova y Yuri Alferov, ambos de 25 años.

Ekaterina ha publicado vídeos después del trágico incidente acontecido el pasado viernes
documentando con ello su dolor. Desde entonces, sus seguidores han subido hasta 1,5 millones.

También participarán Ekaterina y sus amigas en un importante programa de televisión para realizarles una entrevista que se transmitirá en Moscú. Sin embargo, muchos medios de comunicación, así como algunos bloggers, han criticado esta conducta calificándola de ‘inmoral’.

Uno de los escritos de un periódico local hizo el siguiente comentario: “En estas horas de luto, cada uno de los participantes en la tragedia, para no perder sus suscriptores, se dedican a la promoción de la muerte como pueden”.

Lena Miró, bloguera y escritora rusa, también calificó a Ekaterina de ‘inmoral’ por publicar vídeos del hospital donde llevaron su marido. Este fue su comentario posteado: “El marido muere, y la bloguera está agitando sus pestañas postizas de una manera triste… La Instagrammer está molesta porque es su cumpleaños. Y si fuera un día diferente, ¿estaría menos molesta?”

Ekaterina Didenko también publicó un vídeo en el que aparece su hija, Nastya, de 4 años de edad, con Valentina, la muñeca que le había regalado su padre, Valentín Didenko.
La señora Didenko es farmacéutica y publicó un vídeo desde el hospital antes de que le confirmaran el fallecimiento de su marido. Después, publicó otro en el que corroboró que Valentín “ya no está con nosotros”.

“Todavía hay momentos en los que estoy inundada de emociones y lloro de nuevo”, afirmó
Ekaterina, y añadió: “Tuve tiempo de hablar con tres psicólogos y después de eso me siento mejor”.

Además, reveló que su marido, uno de los encargados de vaciar el hielo seco en la piscina, tuvo un presentimiento años atrás de que iba a morir.

Ahora, la viuda está siendo advertida de que todos intentan aprovecharse de la situación para subir los índices de audiencia y ganar más dinero.

Pero alguien salió en su defensa, apodado Dr. Philipp, quien comparó a la señora Didenko con un poeta del pasado que escribe sobre los momentos más traumáticos de su vida. Estas fueron sus palabras: “Un blogger es una vocación. Es como un poeta o escritor de hace 200 o 300 años.”

También aseguró que: “Anteriormente, los poetas escribían poemas sobre sus experiencias, que de hecho tampoco son necesarias para nadie, o de algún acontecimiento como la muerte de Pushkin.

Ahora están transmitiendo las realidades del siglo XXI. ¿Es tan difícil de entender?”
El novio de otra de las víctimas, Natasha Monakova, fue más discreto y suspendió todas las cuentas conjuntas de los medios sociales. Andrey Giko, de 29 años de edad, también fue tratado por los médicos como consecuencia del envenenamiento por dióxido de carbono. Su declaración fue: “Estuve rezando y sollozando toda la noche en el hospital. P.D. Natasha, te amo.”

El hielo seco es dióxido de carbono congelado y produce un fuerte vapor cuando se mezcla con agua, pero puede causar altos niveles de este gas en la sangre si se libera en un espacio poco ventilado.

Valentín Didenko quería “crear un impresionante espectáculo de vapor”. Sin embargo, en cuanto el hielo seco fue vertido, los invitados de la fiesta comenzaron a desmayarse.

Ekaterina Didenko, madre de dos hijos, es una popular bloguera de Instagram con más de un millón de seguidores. Da consejos sobre medicinas para uso doméstico, pero no pudo hacer nada para evitar la muerte de su esposo y amigos.

Según el Comité de Investigación de Rusia se puede considerar como un caso criminal por muerte negligente. “La razón preliminar de la muerte de estas tres personas fue asfixia mecánica porque sus vías respiratorias estaban bloqueadas”. Las tres víctimas se encontraban en la piscina cuando se liberó el hielo seco, por lo que no podían respirar y murieron asfixiados.