Los pasajeros de un lujoso crucero navideño por el Caribe le salvaron la vida a un turista de 68 años tras caer gravemente enfermo durante la travesía. Tanto él como su esposa fueron evacuados en helicóptero el día de Año Nuevo a un hospital de San Juan de Puerto
Rico después de que más de 60 personas se ofrecieran a donar sangre en el barco.

Una vez que el turista enfermó, el capitán del barco hizo un llamamiento al resto de
pasajeros para que donaran sangre. Una llamada a la que, según los propios responsables
del barco, acudieron más de 60 personas. La embarcación, el RMS Queen Mary 2 de
Cunard Line, posee a bordo su propio centro médico.

Según el Servicio de Emergencias, un equipo de la Guardia Costera de Estados Unidos
inició las tareas de evacuación del hombre y su esposa a las 02.00 horas del pasado
miércoles 1 de enero.

Un pasajero británico, Bob Johnson, aseguró que el capìtán les avisó de que para
estabilizar al enfermo se necesitaba de forma urgente una transfusión sanguínea. Una
vez realizada, la guardia costera estadounidense evacuó al turista y lo trasladó al hospital
más cercano, situado en la capital de Puerto Rico.

Uno de los miembros de la tripulación, Adam Tootle, dijo estar feliz por haber podido
ayudar a este pasajero y hacer todo lo posible para que tanto él como su esposa pudieran
ser evacuados a un centro hospìtalario.

Aún no se sabe la enfermedad que contrajo el pasajero estadounidense de 68 años, pero lo
cierto es que la necesidad de una transfusión de sangre parecía realmente urgente. Algunas fuentes apuntan que pudo ser una hemorragia interna causada por complicaciones en una úlcera de estómago.

Tras la transfusión, el pasajero necesitaba de atención médica de manera inmediata, de ahí
su urgente traslado a un hospital de Puerto Rico. Previamente, el enfermo había sido
atendido por el equipo médico del crucero, quienes lograron estabilizarlo para que llegara al hospital.

A esas alturas, los pasajeros llevaban ya 26 días de crucero. Una travesía que les había
llevado desde Southampton hasta Nueva York atravesando el Caribe. El precio del billete
ronda los 3.420 dólares por persona.

El barco tiene unos 345 metros de longitud aproximadamente y cuenta con una capacidad
para 2.690 pasajeros y 1.292 miembros de la tripulación.