Un KFC de Sudáfrica fue el escenario perfecto que un hombre eligió para pedir la mano
de su novia. Hector Mksansi, sacó un anillo de compromiso ante la mirada de los demás clientes del restaurante y pidió matrimonio a su novia, Nonhlanhla Soldaat.

Su historia no pasó desapercibida, uno de los testigos del momento grabó el momento
en vídeo y pronto se hizo viral en internet, consiguiendo 5 millones de visualizaciones.
Y más de 30.000 retweets.

Aunque en general la mayoría de las personas de las redes sociales se alegraban del
acontecimiento, hubo una usuaria que fue clave en todo lo sucedido posteriormente.

La mujer, periodista de profesión, dijo que lo que se podía apreciar en el vídeo era que
los hombres de Sudáfrica estaban arruinados y que carecían de clase. Ante tales
comentarios, llovieron críticas a esta usuaria, que finalmente tuvo que poner su cuenta
de twitter en modo privado.

La pareja recibe cientos de regalos y donaciones
Fue tal el revuelo, que empresas como Audi o MacDonald’s, Coca-Cola o Huawei se
enteraron de lo ocurrido y quisieron obsequiar a la pareja con regalos.

Por su parte Audi, les ha puesto a su disposición vehículos para que se puedan trasladar durante la luna de miel, mientras que MacDonald’s decidió obsequiarles con un viaje a Ciudad de Cabo con todos los gastos pagados.

La pareja ha tenido donaciones de más de 176 empresas, tantas que pueden celebrar
su boda por todo lo alto, desde alimentos hasta el pastel de boda, los muebles para su
hogar, o incluso un anillo de diamantes para la novia valorado en más de 3000 euros.
La celebración de la boda tendrá lugar el próximo 31 de diciembre y promete ser una
gran celebración.