Oliver Garza-Pena, un niño en silla de ruedas, se quedó encantado al ver un cartel en la tienda Target en Peoria, Arizona, en el que aparecía un niño como él. “Fue extremadamente conmovedor verle relacionarse con alguien en un póster”, expresó su madre, Demi Garza-Pena, en una entrevista.

El pequeño, de tan solo un año de edad, no suele ver a más niños en silla de ruedas como él, por eso le llamó tanto la atención aquel póster. Depende de su silla en todo momento para moverse y jamás podrá doblar las piernas o caminar, según declaró su madre a los medios de comunicación.

“Nos enteramos de su condición cuando estaba embarazada de 18 semanas. Su columna vertebral no se desarrolló bien y, debido a eso, su médula espinal y sus órganos internos se vieron afectados”, explicó Demi, de 26 años de edad. “Ve a los niños todo el tiempo, y siempre los ve correr por ahí.”

Sin embargo, todo cambió para Oliver y su madre el pasado día 4 de febrero cuando decidieron visitar Target. “ Yo no estaba prestando atención y él detuvo su silla de ruedas y le dio la vuelta para mirar el cartel y, una vez que vi lo que estaba pasando, me sorprendió”, relató su madre.

Demi se emocionó mucho al ver a Oliver detenerse por completo para mirar con asombro aquel anuncio en el que aparecía un niño sonriendo feliz en una silla de ruedas. “Fue extremadamente conmovedor verle relacionarse con alguien en un póster, pues apenas tiene 2 años. No vemos ese tipo de cosas por ahí. Es la clase de modelos a seguir que estos niños necesitan. Realmente valoramos ese momento”, confesó la madre conmovida.

Además, Oliver estaba tan ensimismado mirando aquel cartel publicitario que su madre lo llamó y no contestó, ni siquiera se inmutó. “Cuando le expliqué que el chico tenía una silla como él, se emocionó mucho y se rió un poco”, explicaba Demi. No pudo evitar compartir la foto de aquel momento en Facebook, donde habla sobre la condición de su hijo y además promueve la conciencia y la inclusión en la sociedad de niños en sus mismas condiciones.

La foto no tardó en hacerse viral y la gente identificó al niño del cartel como Colton Robinson, de 10 años de edad y residente en West Springfield, Massachusetts. “La gente comenzó a decir, ‘¡Ese es Colton!’ y este hecho nos unió. Ahora su mamá y yo hablamos día y noche, y compartimos historias”, aseguró Demi.

A la madre de Colton, Ashley Robinson de 39 años, también le impresionó mucho la reacción de Oliver y afirma que su hijo tiene la espina bífida. Esta enfermedad es una condición de la médula espinal por no desarrollarse adecuadamente siendo un bebé. Pese a ello, Colton diseña artículos desde 2014 para marcas como Toys "R" Us, Tommy Hilfiger y, como no, para Target.

Ashley sabía que el anuncio de Colton se expondría en Target, pero no sabía cómo era porque todavía no lo había visto. De manera que el post de Demi fue una gran sorpresa para ella.

“Ha estado hablando de ello”, afirma Ashley sobre Colton y la noticia de Oliver. “Ha disfrutado mucho sabiendo que alguien lo ha estado admirando y sabiendo que puede ser un modelo a seguir.

Cuando hicimos la sesión de fotos no pensamos realmente en cómo se sentirían otras familias. Así que para mí fue la primera vez que vi una reacción así. Fue emotivo y hermoso.”

Las madres se han unido a través de esta experiencia, pero los chicos todavía no se conocen en persona. “Nos estamos divirtiendo mucho conectando y es muy especial que Colton necesitara a alguien que lo admirara y Oliver necesitara a alguien que lo admirara también”, dijo Demi en la entrevista, y anhela que pronto puedan conocerse.

“Esperamos que nuestros caminos se crucen. Un día queremos que los chicos jueguen y corran juntos por la calle”, expresó Demi, que afirma además que ella y Ashley han “hecho una amistad para toda la vida gracias a esto”.