Un hombre roba la bicicleta a un policía mientras se burla de la multitud y trata de dispersarlos en el parque de Godolphin Playing Fields, en Slough, Reino Unido. Las imágenes de este descarado momento fueron tomadas el pasado lunes durante el confinamiento.


En ellas, aparece un oficial de apoyo a la comunidad de policía enfrentándose a un grupo de diez personas que se habían reunido para jugar al cricket en este espacio abierto. Al tiempo que explica la importancia de las actuales restricciones con las reuniones públicas, uno de ellos coge su bicicleta y sale corriendo mientras la persona que graba el vídeo le aconseja que “baje la guardia”.

El cámara se burla del agente de policía humillado diciéndole “¡te acaban de robar!”, mientras el resto del grupo se ríe burlándose de él. En esos momentos, el policía pidió refuerzos, pero el grupo de jóvenes, que se cree que eran mayores de edad, se alejaron corriendo de la escena dejando atrás la bicicleta del policía.

Por su parte, la policía del Valle del Támesis elogió a este policía por su “profesionalidad y su gran limitación” durante este incidente, y ahora están buscando testigos para poder encontrar a estos desvergonzados jóvenes.

Según las cifras recientes, la policía ha impuesto más de 9.000 multas en Inglaterra y Gales por desobedecer las normas impuestas por el coronavirus, incluyendo 397 reincidentes. Incluso uno de ellos ha recibido seis penalizaciones en un mes.

Ocho de cada diez multas fueron impuestas a hombres, de los cuales el 54% de los que no
cumplieron las normas tenían entre 18 y 29 años. El Consejo de Jefes de Policía Nacional dijo que las fuerzas de Inglaterra entregaron un total de 8.877 multas entre el 27 de marzo y el 27 de abril, mientras que Gales emitió 299 entre las mismas fechas.

Las multas llegaron a su punto álgido durante el fin de semana de Pascua, con una media de 500 multas por día emitidas cuando las temperaturas alcanzaron los 26º centígrados. Además, en las imágenes del robo de la bicicleta, mientras el oficial levanta las palmas de las manos con incredulidad, los jóvenes se burlan diciendo: “¿nos vamos a casa?”, con un tono agudo.

Del mismo modo, el chico que graba la escena le dice al agente: “Váyase a casa, ¿cómo va a llegar a casa, oficial? ¿Dónde está su bicicleta?”. Mientras, otro joven del grupo le dice: “Mira cuántas cámaras hay a tu alrededor ahora mismo”.

A todas estas burlas y comentarios impertinentes, el agente de policía contesta: “No me importa, estoy haciendo lo correcto aquí”. Después recibe otro comentario hiriente de uno de los reunidos: “Papá Pig dice que te vayas a casa”.

Otro integrante de este grupo comenta: “Déjalo ya, está a punto de llorar, hombre”, con tono irónico y siguiendo con las burlas. A lo que el agente contesta: “Vete a casa, en serio”. A pesar de las muestras de sarcasmo de los jóvenes, el vídeo del incidente fue compartido en línea y ya cuenta con más de 150.000 visitas.