Cada día más gente nos sorprende con sus aportaciones a la lucha contra la expansión de la pandemia de coronavirus. Desde fabricar mascarillas caseras hasta repartir la compra a domicilio a las personas de alto riesgo.


En este caso, ha sido un ingeniero el que ha diseñado y construido un casco con un láser para ayudarnos a mantener la distancia social. Este ingenioso invento funciona mediante la proyección de un círculo luminoso en el suelo con un radio de 2 metros, es decir, la distancia de seguridad que debemos dejar unos con otros.

De este modo, el láser va marcando en el suelo en todo momento la zona segura para no incumplir las normas de distanciamiento social. En estos momentos en que la pandemia de COVID-19 avanza por numerosos países, esta medida es una de las más importantes para frenar la expansión de los contagios.

No obstante, hay muchas personas que no respetan esta distancia y ponen en peligro su vida y la de los demás ciudadanos. Por ello, este ingeniero ha ideado una posible solución a esta cuestión, pues ya no será un problema calcular cuánto son dos metros con este invento.

El artefacto ha sido fabricado por el dueño del canal de YouTube ‘StupotMcDoodlepip’. Este
consiste en un casco al que se la ha añadido un puntero láser que proyecta sobre el suelo un perímetro de 2 metros de radio alrededor de su portador, delimitando así la zona segura.

Después de pensar muchos diseños diferentes, el autor decidió montar una estructura giratoria con piezas que él mismo creó gracias a una impresora 3D en lo alto del casco. Seguro que os estáis preguntando en la posibilidad de que el láser pueda provocar daños en los ojos. Pues bien, el artífice del invento asegura que utilizó un láser de clase 1 de 1 milivatio, lo que significa que es inofensivo para la visión.