Son muchos los países donde los agentes patrullan por las calles, incluso en muchos de ellos el propio ejército, para asegurarse de que se cumplan las medidas tomadas por el estado de alarma.

Pero no fue un agente el que asustó a un transeúnte que paseaba tranquilamente por el pueblo, sino un rinoceronte.

Desde luego, seguro que este señor perdió las ganas de seguir desoyendo los consejos de quedarse en casa, y no por orden la Policía, sino de este malhumorado animal. Una razón de peso, y nunca mejor dicho, para no saltarse la cuarentena a no ser que sea estrictamente necesario.

Los acontecimientos fueron grabados en vídeo y ha sido divulgado a través de las redes sociales. En él aparecen las calles de una localidad nepalí, cerca del parque de Chitwan, donde algunas personas todavía se atreven a desafiar las normas impuestas por el estado de alarma debido al COVID-19.

Sin duda, el protagonista de este vídeo es un rinoceronte que camina con tranquilidad por la calle anta la mirada atenta y extraña de los vecinos. El animal avanza sin ser molestado hasta que se topa con un chico distraído que se interpone en su camino, momento en que el animal hace un ademán como si fuera a embestirlo.

El cuadrúpedo no tuvo que hacer mucho más, pues al mirar su enorme cuerno, el peatón tuvo suficiente y se dio a la fuga ante las risas de los testigos que contemplaron la escena. Sin embargo, el mamífero persigue durante un breve intervalo de tiempo al chico antes de perder el interés en esta tarea y continuar con su paseo totalmente despreocupado.

Las imágenes de este vídeo se han hecho virales, pues se han visto más de 120.000 veces y ha recibido más de 9.000 ‘me gusta’ desde que se publicó el pasado lunes.

El autor del vídeo indica en la publicación que no es tan raro que estos animales salgan del bosque para adentrarse en zonas urbanizadas. Pero no solo ahora que no hay gente por las calles como consecuencia del coronavirus y el confinamiento al que estamos sometidos, sino que siempre ha sido algo normal.

Según los últimos datos de la Universidad de Johns Hopkins, en Nepal, hay nueve casos nuevos confirmados de COVID-19, incluida una persona que consiguió recuperarse. Esta nación impuso el confinamiento general el pasado día 24 de marzo y de momento se extenderá hasta el 15 de abril.

No obstante, y aunque parezca sacado de una película, este rinoceronte no es el único animal que vigila las calles persuadiendo a los ciudadanos para que se queden en casa. De acuerdo a una grabación hecha en el estado indio de Kerala, un elefante también ‘patrulla’ las calles de una población por si a alguien se le ocurre quebrantar la cuarentena.